El 65,5% de los inmigrantes que pasó por un CIE en 2017 no fueron expulsados

Según datos oficiales, 5.796 personas que fueron recluidas tuvieron que ser puestas en libertad

E. P.

madrid. Un total de 8.837 migrantes pasaron el año pasado por alguno de los siete Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) que operan en España, unas instalaciones policiales de carácter no penitenciario diseñadas para poder ejecutar la expulsión del territorio nacional. Sin embargo, fueron 3.041 las personas finalmente enviadas a sus países de origen, es decir, el 65,5% del total de los extranjeros internados fue puesto en libertad.

Así, según datos oficiales, en 2017 5.796 personas que fueron recluidas en los CIE tuvieron que ser liberadas ante la imposibilidad de ejecutar la orden de expulsión, cosa que el Ministerio del Interior, responsable de la gestión de los centros, logró en un 34,5% de los casos. La no ejecución de la expulsión ocurre cuando España no consigue averiguar de qué país es el extranjero en el plazo máximo de 60 días que puede mantenerle privado de libertad, cuando no tiene convenio con ese país de origen o cuando se trata de una persona en situación de vulnerabilidad, como un menor de edad tomado por adulto, una víctima de trata o un posible refugiado, entre otros.

Así pues, hay notables diferencias en la ratio de expulsiones en virtud de la nacionalidad: mientras el año pasado se expulsó al 90% de los 1.607 marroquíes que pasaron por los CIE, sólo un costamarfileño de los 1.215 que fueron privados de libertad en España acabó siendo entregado a su país de origen. Estas cifras no incluyen a los 577 migrantes que pasaron por la cárcel de Archidona (Málaga), habilitada como CIE en la recta final del año pasado tras un repunte en la llegada de migrantes a las costas de Andalucía y Murcia, aunque se apunta que 247 internos fueron deportados desde allí, principalmente a Argelia, mientras que 30 quedaron en libertad.

De acuerdo a estos datos, recopilados en una respuesta parlamentaria a la senadora de Unidos Podemos Maribel Mora, las deportaciones desde los CIE se incrementaron ligeramente en 2017 con respecto a 2016, cuando la tasa de 'inexpulsables' ascendió al 71% de los 7.597 extranjeros internados.

Mientras tanto, persisten las llamadas expulsiones 'exprés', que son las que ejecutan desde las comisarías durante las 72 horas que permite la ley retener a alguien en un calabozo. De acuerdo a las cifras oficiales, más de un millar de extranjeros fueron expulsados de este modo en 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos