IU iniciará en junio su proceso de primarias al margen de la negociación con Podemos

R. C.

madrid. Izquierda Unida comenzará en junio su proceso de primarias para las elecciones europeas, autonómicas y municipales de mayo del año que viene. Lo hará sin esperar a que se cierre el acuerdo con Podemos para concurrir en coalición a estos comicios. No obstante, la dirección federal de IU, con Alberto Garzón a la cabeza, es partidaria de repetir la alianza de las últimas generales, pese a que ambas fuerzas se dejaron por el camino un millón de votos con respecto a los resultados que obtuvieron por separado en diciembre de 2015.

Garzón lleva semanas presionando a Pablo Iglesias para sellar un nuevo acuerdo. El obstáculo para avanzar en las negociaciones está en la exigencia de IU para obtener la máxima visibilidad en la candidatura, una condición a la que el coordinador federal no puede renunciar ante la presión de los sectores críticos de su partido que recelan de la asociación con Podemos. Desde la formación morada se insiste en que se será generoso con sus aliados, aunque también se les ha recordado cuál es la formación dominante dentro de la coalición.

Aún cuando las negociaciones puedan alargarse en el tiempo, ambas formaciones reservarán puestos para confeccionar una lista conjunta. Lo que ninguna de las partes ha aclarado es como se produciría esta integración. Sí parece claro que, en ningún caso, Podemos estaría dispuesto a someter a una nueva votación el liderazgo, por ejemplo, de Íñigo Errejón en la Comunidad de Madrid. Si IU quiere participar en esa candidatura, deberá acatar que la encabece el exnúmero dos de los podemistas.

Asamblea del 12 de mayo

Garzón ha marcado su hoja de ruta hacia los comicios del año que viene en un documento que presentará el 12 de mayo a la Asamblea Político Social de su partido y que se titula 'Hacia las elecciones de 2019: participación, programa y primarias'. El proceso que se inicia «culminará exitoso si se logramos que una militancia curtida en mil batallas como la nuestra se implique tanto en nuestros propios procesos como en las confluencias», se señala en la propuesta de modo claro a la alianza. Eso sí, IU también hace hincapié en la necesidad de que esas previsibles confluencias se caractericen por «el reconocimiento de la pluralidad, el respeto a la diversidad y la cooperación entre iguales». «Son principios ineludibles para el fortalecimiento de las confluencias», defienden en la formación de Garzón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos