El informe jurídico sobre el calendario se hace esperar

El informe encargado a los letrados de la Cámara catalana sobre el calendario de la investidura no llegó ayer, como estaba previsto, para la reunión de la Mesa del Parlamento. El dictamen debe determinar si los plazos de la elección del presidente de la Generalitat siguen corriendo tras el aplazamiento anunciado por Roger Torrent o por el contrario han quedado congelados, como sostienen los independentistas. Si el reloj continúa, el 31 de marzo es la fecha tope para la investidura, y si no la hay, elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos