Igor 'el ruso' cayó al estrellar la furgoneta del civil asesinado tras ocho horas de fuga

El ministro Zoido da el pésame a los compañeros de los agentes asesinados Víctor Romero y Víctor Caballero, y el civil José Luis Iranzo. :: efe/
El ministro Zoido da el pésame a los compañeros de los agentes asesinados Víctor Romero y Víctor Caballero, y el civil José Luis Iranzo. :: efe

El detenido por el triple crimen de Teruel apareció adormecido en un paraje cercano a Castellón y en julio la policía ya lo buscó en una ciudad valenciana

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Adormilado con la pistola en la mano en pleno monte. Así fue sorprendido el triple asesino de Teruel por un capitán y un agente de la Guardia Civil de Castellón. Norbert Feher, un exmilitar serbio conocido también en Italia como Igor Vaclavic o Igor 'el ruso', no pudo ofrecer resistencia cuando lo apresaron sobre las tres de la madrugada del viernes en un paraje cercano al punto kilométrico 95,500 de la carretera A-226, en el término municipal de Cantavieja (Teruel).

Su estado de somnolencia se convirtió en el mejor aliado de los guardias civiles, que pusieron fin a su fuga de ocho horas tras ejecutar presuntamente a sangre fría a los agentes Víctor Romero Pérez, nacido en Teruel en 1987, casado y padre de un bebé, y Víctor Jesús Caballero Espinosa, nacido en Cádiz en 1979, ambos pertenecientes a los Equipos Roca, unidad que combate los robos en los campos, y al civil José Luis Iranzo, un sindicalista agrario natural de Albalate del Arzobispo (Teruel) que guiaba a los agentes. Los funerales se celebrarán hoy.

El asesino múltiple se había ocultado entre la vegetación de una hondonada, pero el capitán de la Guardia Civil vio desde lejos una mochila y se acercó para inspeccionarla. Anduvo con sigilo y fue entonces cuando localizó al fugitivo, tendido en la tierra y rendido al sueño, y se abalanzó sobre él para reducirlo y engrilletarlo con la ayuda del guardia civil que le acompañaba. Ambos formaban parte del amplio dispositivo de refuerzo que montó el Instituto Armado en la provincia de Teruel, con agentes desplazados desde Castellón para buscar al criminal.

Comparece mañana en la Audiencia Nacional por una euroorden tras un doble asesinato en Italia en abril

Según confirmaron fuentes policiales, Norbert Feher es uno de los fugitivos más buscados en Europa por su implicación en el asesinato de dos personas en Italia: el dueño de un bar en Budrio (Bolonia) y un guardia provincial. Unos hechos que le llevarán mañana a la Audiencia Nacional para responder por la orden de entrega emitida en su día por las autoridades italianas. Además, este individuo ya había cumplido condena de prisión por robo con intimidación y agresión sexual en el país transalpino. Nacido en Subotica (Serbia) en 1981, Igor 'el ruso' eludió un amplio cerco policial en Italia el pasado abril tras los asesinatos que le atribuyen.

La pista de Manises

La Guardia Civil de Teruel buscaba intensamente a este fugitivo desde el 5 de diciembre por los disparos que hirieron gravemente a dos personas en la localidad de Albalate del Arzobispo, pero no lo identificó hasta que fue detenido la madrugada de ayer en un paraje situado entre los municipios de Cantavieja y Mirambel, una zona de Teruel que linda con Castellón.

El capitán y el guardia civil del Grupo de Información de Castellón fueron los primeros en llegar al lugar, donde el asesino sufrió un accidente con la furgoneta de la víctima José Luis Iranzo. Todo parece indicar que cayó rendido por el cansancio tras ocho horas de fuga y un centenar de kilómetros recorridos por carreteras comarcales. En el momento de la detención portaba tres armas cortas, entre ellas las dos pistolas Beretta que arrebató a los guardias civiles a los que disparó tras personarse estos en una masía en la que habían detectado movimientos sospechosos tras unos robos en la zona.

Una de las pistolas la llevaba en su mano y las otras dos estaban dentro de una mochila. Los investigadores relacionan también al fugitivo con otro grave suceso ocurrido el 5 de diciembre en la misma comarca, donde disparó e hirió a otros dos vecinos: Manuel A., de 73 años, y el cerrajero Manuel M., de 42, que acudieron a la masía del primero porque la cerradura estaba atascada, y el fugitivo serbio los recibió a tiros.

Tras elaborar un retrato robot y después de varias horas de pánico entre los vecinos, con informaciones confusas difundidas por WhatsApp que apuntaban a que estaba atrincherado y luego había sido abatido, la Guardia Civil desplegó un amplio dispositivo para desarrollar una 'operación Jaula'.

Los investigadores aún no han determinado cuándo cruzó el fugitivo la frontera y se ocultó en España, pero la Policía Local de Manises (Valencia) y la Policía Nacional de Quart de Poblet ya buscaban a Feher en esta localidad en julio. La foto del presunto asesino serbio fue difundida en una nota informativa para que todas las patrullas extremaran las precauciones si lo localizaban, ya que solía ir armado y llevaba documentación falsa porque tenía pendiente una orden internacional de búsqueda y captura. Los agentes de ambos cuerpos buscaron sin éxito durante varios días al fugitivo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos