El Ibex reacciona con un descenso moderado al resultado electoral

Panel informativo con la evolución de las cotizaciones en la Bolsa de Madrid. :: Paco Campos / efe/
Panel informativo con la evolución de las cotizaciones en la Bolsa de Madrid. :: Paco Campos / efe

Sabadell y CaixaBank lideran las pérdidas de un selectivo que se deja un 1,19%, mientras que la prima de riesgo se mantiene estable

D. VALERA

madrid. Los inversores mostraron ayer su temor a que la inestabilidad política y la inseguridad jurídica se agudice en Cataluña tras los resultados electorales. El Ibex reaccionó con un descenso moderado del 1,19% a la mayoría absoluta que los partidos independentistas tendrán en el nuevo Parlament pese al triunfo electoral de Ciudadanos. Un retroceso que fue más intenso al inicio de la jornada. De hecho, el selectivo español empezó con caídas superiores al 1,6%, aunque con el paso de las horas los números rojos se relajaron un poco, algo que no evitó que registrase el mayor retroceso de las principales bolsas europeas. En cualquier caso, el descenso moderado vivido ayer no impidió al Ibex mantener unas ganancias semanales del 0,3% y unas acumuladas en lo que va de año del 8,8%.

Las dudas por el escenario que se abre ahora en Cataluña, con una situación muy similar en cuanto a representación parlamentaria a la existente antes de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, provocaron que el Ibex perdiera la cota de los 10.300 puntos conquistados la jornada previa. Así, el selectivo cerró en los 10.182 enteros lastrado por el castigo a las entidades financieras, más sensibles ante cualquier situación de vulnerabilidad. De hecho, el principal castigo de los inversores fue sobre Caixabank y Sabadell, que se dejaron un 3,6% y un 3,43%, respectivamente.

Ambas entidades ya trasladaron su sede social y fiscal fuera de Cataluña cuando el Parlament proclamó la independencia de forma unilateral, precisamente para mandar un mensaje de tranquilidad a los mercados y también a los clientes. Sin embargo, siguen teniendo gran parte de su negocio en Cataluña, una exposición que los mercados tienen muy presente. Sin embargo, los demás grandes bancos también sufrieron descensos bastantes significativos. En concreto, Santander cedió un 2,15% y el BBVA un 1,47%. Por su parte, Bankinter se dejó un 0,87% y Bankia el 0,84%.

Pero la inestabilidad que parece que se mantendrá en Cataluña los próximos meses, con la dificultad para que Carles Puigdemont sea investido por su situación judicial, y el posible contagio a la economía española también perjudicó ayer a otros pesos pesados de la Bolsa. Así, Telefónica retrocedió un 1,29%; Inditex el 1,05% e Iberdrola el 1%. Otras firmas que también tuvieron su sede en Cataluña y la trasladaron tras la declaración unilateral, como Colonial, Cellnex o Gas Natural, también se dejaron un 1,91%, un 0,84% y un 0,31%, respectivamente.

Seis subidas

Curiosamente, uno de los seis valores que subió ayer fue Grifols, la única compañía del Ibex que mantiene su sede en Cataluña y que además ha mostrado sus simpatías por el proceso independentista, aunque matizado en los últimos tiempos. Sin embargo, la empresa biotecnológica tiene gran parte de su negocio en Irlanda, con una legislación fiscal más laxa. Las otras firmas que acabaron en positivo fueron Endesa (1,2%); Melia Hoteles (0,5%); Enagás (0,3%); Abertis (0,3%) y Viscofan (0,2%).

El Ibex lideró las pérdidas de las principales bolsas europeas. París cayó el 0,39%; Fráncfort un 0,28%; Londres el 0,15% y Milán el 0,14%.

Por otra parte, el mercado de deuda también experimentó un temor inicial que se fue moderando a lo largo de la sesión. De hecho, la prima de riesgo llegó a remontar desde los 105 puntos hasta los 110 enteros, aunque al final acabó en un nivel similar al que comenzó. Asimismo, el bono a 10 años repuntó al 1,51%, aunque después cayó al 1,48%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos