La hora de los extesoreros

Luis Bárcenas, durante su comparecencia el pasado 26 de junio en el Congreso. :: chema moya / efe/
Luis Bárcenas, durante su comparecencia el pasado 26 de junio en el Congreso. :: chema moya / efe

El PP y la oposición miden sus fuerzas el jueves con los interrogatorios simultáneos de sus responsables financieros El Congreso y el Senado examinan esta semana las cuentas de los grandes partidos

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

El próximo jueves se va a vivir una situación inédita en el parlamentarismo español: la celebración simultánea de dos comisiones de investigación en el Congreso y en el Senado, con un mismo objetivo, el de analizar la financiación de los diferentes partidos.

En la Cámara baja están citados cuatro de los tesoreros y exresponsables de las cuentas del PP en la comisión que indaga sobre la supuesta 'caja B' de la formación que lidera Mariano Rajoy y que los populares -aunque votaron a favor de su constitución- consideran que ha derivado en una 'caza de brujas' contra su formación. A la misma hora, en la Cámara alta el interrogatorio de los responsables de las cuentas del PSOE, Podemos y Ciudadanos abrirá los trabajos de una comisión, que ya ha sido boicoteada por la práctica totalidad de la oposición, al considerar que se trata de una vendetta por la investigación abierta en el Congreso.

El doble duelo de tesoreros está servido y las estrategias están listas. La oposición ya es consciente de que en la Cámara baja va a ser difícil sacar algo en claro. Los antecedentes no pintan bien. El pasado 26 de junio, en la sesión inaugural de la comisión del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, Luis Bárcenas no contestó a casi nada, argumentando en que está inmerso en dos causas judiciales y que responder a las preguntas sobre la financiación irregular del PP podría perjudicar a su defensa judicial.

El jueves están llamados Carmen Navarro, que está actualmente en el cargo, además de Ángel Sanchís, Álvaro Lapuerta y Rosendo Naseiro. La primera, procesada solo por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas, no podrá escudarse en el silencio, pero la oposición ya sabe que siempre puede alegar en que ella llegó a la tesorería en mayo de 2012, una vez pasado el escándalo de la trama que dirigía Francisco Correa. Sanchís sí que se sienta en el banquillo por la primera época de 'Gürtel', por lo que puede seguir la táctica del silencio que usó Bárcenas. Y las comparecencias en el Congreso de los ancianos Lapuerta, con una demencia sobrevenida que le ha librado del banquillo, y Naseiro, en una situación similar de senectud, están más que en el aire.

Con este panorama el PP considera «controlada» por el momento la situación en el Congreso -siempre a expensas de la citación de Rajoy del resto de la plana actual y pasada del partido- y prepara su contraataque en la Cámara alta. El senador popular Luis Aznar coordina ya a un equipo de casi una veintena de parlamentarios y asesores en su intento de desnudar las cuentas del resto de los partidos.

Niegan una venganza

Aznar, que niega que se trate de una venganza, aspira a liderar una «rigurosa» macroinvestigación sobre la financiación de todos los partidos que podría alargarse mucho más allá de los doce meses de plazo actual. Los populares, si finalmente se consuma el boicot de la oposición, interrogarán en solitario el jueves al tesorero de Podemos, Daniel de Frutos; al de Ciudadanos, Carlos Cuadrado; y a los dos últimos responsables de las cuentas del PSOE, Xoan Manuel Cornide y Gregorio Martínez.

La estrategia del equipo del PP pasa por escudriñar a los partidos por bloques. En el caso de los socialistas tienen en el punto de mira el crowdfunding que financió a Pedro Sánchez en las primarias; la financiación de la sedes y las condonaciones millonarias de las deudas del PSOE por parte de diferentes entidades bancarias. Sobre Podemos quieren poner el acento en las relaciones financieras con las fundaciones que fueron el embrión de la formación que lidera Pablo Iglesias; en la participación de algunos de sus dirigentes en campañas de asesoramiento en Venezuela; en la fiscalización del porcentaje de sus sueldos que los cargos electos renuncian y en también en sus campañas de crowdfunding. La línea de investigación sobre Ciudadanos es fundamentalmente el destino de sus fondos municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos