La Guardia Civil sostiene que Marta Rovira dirigió con Junqueras la logística del 1-O

Torrent y Rovira (en el centro) participan el pasado sábado en una concentración para pedir la liberación de Junqueras. ::  Andreu Dalmau / efe/
Torrent y Rovira (en el centro) participan el pasado sábado en una concentración para pedir la liberación de Junqueras. :: Andreu Dalmau / efe

Los investigadores creen que la 'número dos' de Esquerra coordinó los preparativos para que los colegios abrieran el día del referéndum

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

La Guardia Civil dispara toda la munición contra Marta Rovira en vísperas de su declaración como investigada en la causa abierta por el 1-O en el Tribunal Supremo. El instituto armado en su último informe enviado al instructor Pablo Llarena afirma que la 'número dos' de Esquerra, que está citada el próximo lunes ante el juez, no solo no estuvo al margen de los preparativos del referéndum sino que participó de manera muy activa en su organización, sobre todo encargándose de la «logística» y, en particular de que en la jornada electoral estuvieran abiertos el mayor número de colegios a pesar de la prohibición del Tribunal Constitucional.

Hasta ahora, los investigadores habían considerado como «cerebro» de la logística del 1-O a Josep María Jové, secretario general de Vicepresidencia y de la Consejería de Economía y Hacienda y mano derecha del exvicepresidente Oriol Junqueras. Pero la Guardia Civil afirma que las «intervenciones telefónicas» han revelado que, en realidad, Jové todo lo consultaba con la «cúpula de ERC», «especialmente con Marta Rovira», aunque también al propio Junqueras y, en ocasiones, al también encausado Jordi Turull, exconsejero de Presidencia.

La Guardia Civil da a entender que Junqueras y Rovira no estaban en el día a día de los detalles para organizar el referéndum, algo que dejaron a otros como el propio Jové o a cargos del departamento de Vicepresidencia, como Francesc Sutrias y Natalia Garriga, ambos detenidos y liberados. Pero la Policía Judicial afirma tener pruebas de que el líder de Esquerra y su lugarteniente sí se involucraron en dos de los aspectos más exitosos de la consulta, «la logística de inmuebles para almacenar material del referéndum» y «los locales destinados a ser colegios electorales el 1-0». El Ministerio del Interior, aunque logró incautarse de papeletas, propaganda y sobres, nunca conoció en qué inmuebles se escondieron las urnas. La gestión de Rovira y Junqueras también permitió que el 1-O, a pesar de las prohibiciones, abriera el 73% de las mesas.

El informe del instituto armado analiza hasta el último movimiento de Jové en las semanas previas al referéndum, sobre todo gracias a que tras su detención en septiembre le fue incautada una agenda. Según concluye la Guardia Civil, fue él quien contactó con Pau Furriol, abogado y miembro de Esquerra, «para gestionar una nave en Bigues i Riells» en la que el 20 de septiembre fueron incautadas diez millones de papeletas del 1-O. Jové también se ayudó de Antoni Comín, exconsejero de Sanidad huido con Puigdemont, para gestionar los colegios electorales, pero siempre «despachando» y manteniendo informados de todas estas gestiones a Junqueras, Rovira y Turull.

No obstante, en los informes de la Guardia Civil no hay pinchazos que confirmen que se les rendía cuentas de todo. Solo figura una llamada entre Jové y Rovira el pasado 4 de septiembre, en la que hablan de la aprobación de la ley del referéndum, pero no del material electoral ni de los colegios.

La secretaria general de Esquerra hasta ahora tampoco había sido encuadrada en el denominado 'comité ejecutivo' que, según los documentos incautados a Jové, debía dirigir a Cataluña hacia la república y en el que sí que participaba Junqueras, el propio Puigdemont, el mayor Josep Lluís Trapero o los líderes de ANC y Ónmium, entre otros.

Referéndum 'on line'

Aunque nunca antes la Guardia Civil había situado tan alto a Rovira en la estructura del referéndum, no es la primera vez que la número dos de ERC aparece en los informes de los investigadores por su participación en el 1-O. Su nombre apareció como una de las propulsoras de un plan secreto del destituido Govern para poner en marcha un posible referéndum alternativo «on line» para eludir la acción de la justicia una vez que la consulta fuera declarada ilegal por el Tribunal Constitucional (como ocurrió) y que llegara a ser irrealizable por la oposición del Estado (lo que no llegó a suceder).

Los atestados de la Unidad de Policía Judicial de la VII Zona de la Guardia Civil revelan que Rovira, junto a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, se reunieron el pasado 16 de agosto en el Palacio de Pedralbes con un empresario informático de la Comunidad Valenciana y con un técnico barcelonés para analizar la posibilidad de poner en marcha una sistema para llevar a cabo el referéndum de forma totalmente «telemática» pero con todas las «garantías legales». La secretaria general de Esquerra Republicana de Catalunya participó en ese encuentro a pesar de no tener ninguna responsabilidad institucional.

En esa cumbre, la propia Rovira se interesó por la posibilidad de que esta aplicación pudiera ser usada tanto para el voto de los residentes como el de los expatriados.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos