La Guardia Civil registra el archivo central de los Mossos

El instituto armado busca indicios de posibles seguimientos ilegales durante la consulta del 1-O

M. SÁIZ-PARDO

madrid. Las investigaciones de la quincena de juzgados ordinarios catalanes sobre la supuesta inacción de los Mossos d'Esquadra el 1-O y delitos conexos a esa jornada siguen avanzando al tiempo que continúan solapándose con los sumarios abiertos por rebelión, sedición y malversación abiertos en la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

El juzgado de instrucción 4 de Lérida, probablemente la sede judicial que más diligencias ha dispuesto sobre la supuesta pasividad del cuerpo autonómico el día del referéndum, ordenó el registro de la comisaría de los Mossos de Horta-Guinardó, en Barcelona, donde, además de los servicios de seguridad ciudadana, se ubica la División de Sistemas de Información Policial del cuerpo autonómico, o sea los archivos digitales de toda la institución. Según fuentes de la investigación, los agentes reclamaron copias de todos los atestados, consultas, incidentes y documentación que se generaron el 1 de octubre El juzgado de instrucción 4 de Lérida, que investiga la actividad del 1-O tras una denuncia de un particular, no solamente indaga la supuesta inactividad de los agentes autonómicos para evitar la votación en el referéndum, sino también los supuestos seguimientos ilegales a los movimientos de la Policía y la Guardia Civil esa jornada electoral ilegal en sus horas anteriores.

El de ayer fue el tercer registro acordado por este instructor en busca de pruebas de esas supuestas vigilancias a las fuerzas de seguridad, que, presuntamente, habrían sido ordenadas por dos mandos de la institución de la comisaría de Ponent, en Lérida, y un tercer policía. El 20 de octubre, la Guardia Civil entro en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat, en L'Hospitalet, para obtener correos electrónicos de esos sospechosos. Un día antes, los funcionarios habían irrumpido en la comisaría de Ponent reclamando las copias de las comunicaciones internas de esos mandos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos