El Govern abre la puerta a que Trapero recupere su cargo si es absuelto

R. C.

MADRID. El Gobierno catalán abrió ayer la puerta a que el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, pueda volver a ser jefe de la policía autonómica cuando el proceso judicial que afronta por sedición en la Audiencia Nacional acabe, como espera, con una «absolución absoluta». «Tenemos toda la confianza en que hizo un trabajo profesional y escrupuloso. Cuando se resuelva y haya una sentencia favorable al mayor Trapero, tendrá el espacio que se le guarda en el cuerpo de los Mossos», aseguró el consejero de Interior catalán, Miquel Buch.

La Audiencia Nacional estudia hoy los recursos de Trapero y de sus antiguos jefes, el exdirector del cuerpo Pere Soler y el ex secretario general de Interior César Puig, segundo del exconseller Joaquim Forn, contra su procesamiento por sedición por el papel de los Mossos el pasado 1 de octubre.

Trapero rechazó haber puesto el cuerpo policial al servicio del 'procés' y negó cualquier connivencia con el soberanismo. Sin embargo, la juez Carmen Lamela no dio por válidos sus argumentos y confirmó el procesamiento negando que las acusaciones que recaen sobre él y los otros investigados se basen en «meras conjeturas». Al contrario, la magistrada expuso que las diligencias practicadas demuestran que hay indicios racionales de criminalidad.

Trapero está procesado por un delito de organización criminal y dos de sedición por la «total inactividad» de los Mossos el 1-O y por su papel durante el asedio a la comitiva judicial que registraba la consejería de Economía el pasado 20 de septiembre, en una operación contra el referéndum ilegal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos