El Gobierno publicará los nombramientos y levantará el 155 tras siete meses de vigencia

Ciudadanos propone negociar una nueva intervención para que «Torra no se salga con la suya»

NURIA VEGA MADRID.

El 155 llega a su fin. Una vez el Gobierno de Mariano Rajoy publique en el Diario Oficial de la Generalitat los nuevos nombramientos y los consejeros de Quim Torra tomen posesión de sus cargos, la intervención de la autonomía de Cataluña habrá concluido. Y en la Moncloa no tienen intención de alargar más el proceso tras siete meses de excepcionalidad.

Fuentes gubernamentales confirmaron ayer que el decreto aparecerá en el boletín autonómico cuanto antes. En el entorno de Rajoy se felicitaron, además, por que así sea y se atribuyeron el haber logrado que el presidente de la Generalitat haya cambiado de criterio. «El Gobierno quiere subrayar que su firmeza y su determinación a la hora de defender la legalidad son las que han garantizado a los ciudadanos de Cataluña el derecho a contar con un Ejecutivo en condiciones de cumplir sus obligaciones y atender a sus responsabilidades», trasladaron fuentes oficiales.

En realidad, dar luz verde al nuevo listado de consejeros es un «acto debido». Entre ellos ya no hay ninguno en prisión ni huido de España, que es lo que motivó que el Gobierno congelara, primero, y desechara, después, los nombramientos de Josep Rull, Jordi Turull, Toni Comín y Lluís Puig. Y, sin visos de que se esté cometiendo una ilegalidad, a la Moncloa le corresponde dar el relevo en la Generalitat.

Así lo estableció el 27 de octubre el acuerdo del Senado. En él se autorizó al Ejecutivo a intervenir Cataluña hasta que los nuevos consejeros y su presidente tomaran posesión. Y en el Gobierno descartan «reinterpretar» el texto.

Ciudadanos, en cambio, volvió ayer a presionar con su exigencia de que el 155 se «extienda» en el tiempo, al menos para controlar las finanzas, los Mossos, la política exterior y, añadió, la «educación». «El señor Torra está jugando a forzar el enfrentamiento y, luego, a pretender que haya normalidad, y no podemos caer en sus juegos», defendió su secretario general, José Manuel Villegas, partidario de que el presidente catalán «no se salga con la suya». Es la misma posición que ya trasladó Albert Rivera a Rajoy en su encuentro del 17 de mayo, antes de que la moción de censura copara la actualidad política.

Sobre este propósito del PSOE de tumbar el Gobierno, en la Moncloa no ven que el fin de la intervención tenga por qué beneficiar a Pedro Sánchez. Creen que, en todo caso, podría facilitar al Ejecutivo su relación con el PNV.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos