El Gobierno garantiza la seguridad del escrutinio tras una simulación del 21-D

Sáenz de Santamaría revela que se ha pedido la colaboración de la UE ante posibles ciberataques en la jornada electoral

N. VEGA

madrid. El sistema para el escrutinio de este jueves en Cataluña ya está probado. Soraya Sáenz de Santamaría reveló ayer que el Gobierno ha realizado una simulación de la noche electoral para revisar la seguridad en el recuento de votos sin que se haya detectado ninguna incidencia. Cada pieza del engranaje ha sido supervisada y fortalecida en un momento en el que el Ejecutivo trata de blindar el 21-D de las dudas de los independentistas sobre la fiabilidad de los comicios. «Seguramente -reprochó la vicepresidenta- prefieren cuestionar el proceso electoral por lo que pueda deparar el resultado de las elecciones».

No es la primera vez, según fuentes gubernamentales, que se lleva a cabo un ensayo de estas características, aunque tampoco ha resultado necesario en todas las citas electorales. En la Moncloa descartan que exista posibilidad alguna de manipulación de los resultados de las urnas. Pero la intención de Esquerra y la ANC de llevar a cabo un «recuento paralelo» y la polémica sobre las injerencias rusas detectadas por el Ejecutivo en las redes sociales durante el desafío independentista, han abierto el debate sobre la seguridad de los procesos de elecciones.

Con ese objetivo se han reforzado, entre otros, los subsistemas de recogida de datos, de escrutinio, de publicación de los resultados provisionales en internet y el recuento definitivo ante las juntas electorales. Además, el Gobierno publicitará la página web en la que este jueves se irán colgando los datos oficiales para evitar la difusión de información no fidedigna a través de vías alternativas, lo que podría socavar la credibilidad del procedimiento.

Pero, además, el sistema en España cuenta con otros elementos que dificultan las interferencias o falsificación de los resultados. Son los «ciudadanos», recordó ayer Sáenz de Santamaría, los responsables de contar las papeletas en cada mesa en presencia de los interventores y apoderados de todos los partidos políticos. Representantes de los que la vicepresidenta espera un comportamiento ajustado a su cometido durante la jornada electoral.

El marco del 155

La comparecencia de la número dos del Gobierno se produjo ayer en la comisión mixta del Senado que supervisa la intervención de la autonomía de Cataluña y, por lo tanto, cómo se aplica el artículo 155 de la Constitución que permitió a Mariano Rajoy convocar las elecciones. En ese marco trasladó a los grupos parlamentarios que el Ejecutivo ha solicitado la ayuda de la UE ante la posibilidad de cibertaques el 21-D.

«El refuerzo que se está haciendo en España en relación a la ciberseguridad y en el conjunto de la UE ha sido importante y, además, hemos solicitado la colaboración de la alta representante (de Asuntos de Exteriores y Política de Seguridad) Federica Mogherini para que en estos comicios y en estos procesos la UE también pueda estar atenta y fortalezca nuestra democracia», anunció la vicepresidenta.

Fuentes del Gobierno añadieron que es la primera vez que se recurre a los socios comunitarios con este fin. La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ya confirmó la semana pasada que su departamento está también preparado ante posibles ataques de estas características en las elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos