Fracasa el intento de 'Maidán catalán' secesionista ante la falta de apoyos por el mal tiempo

C. REINO

barcelona. Prometieron que acamparían hasta conseguir la investidura de un presidente de la Generalitat independentista, pero ayer recogieron sus tiendas y los jóvenes que amenazaban con convertir la plaza de Cataluña en una especie de 'Maidán a la catalana' levantaron el campamento y dieron por concluida la protesta.

Tras una semana de reivindicaciones, permanecían en la plaza de Cataluña no más de una cincuentena de personas y ocho tiendas. Los manifestantes se trasladaron a la céntrica plaza de Barcelona, después de amagar con acampar en el parque de la Ciudadela, donde está la Cámara, el martes pasado tras el pleno de investidura aplazado.

La primera noche avisaron con montar allí mismo las tiendas, pero a las doce de la noche recogieron los enseres y se marcharon. La protesta continuó al día siguiente, pero en la plaza de Cataluña. Los Mossos se personaron hoy en el lugar de la protesta y advirtieron a los jóvenes de que tenían que desalojar porque estaban vulnerando la normativa municipal. Entre el aviso policial, el mal tiempo (lluvia y frío) y que eran más bien pocos, decidieron desistir. Eso sí, afirmaron que no desconvocan sus protestas y que continuarán hasta que Puigdemont sea investido presidente de la Generalitat y se ponga en marcha la república.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos