Forcadell sale de prisión tras abonar la ANC los 150.000 euros de fianza

Carme Forcadell, ayer. :: efe/
Carme Forcadell, ayer. :: efe

La organización independentista afronta el pago gracias a la caja de solidaridad creada para hacer frente a «las agresiones del Estado»

M. B. / A. A.

madrid. Carme Forcadell apenas permaneció unas horas en la prisión madrileña de Alcalá Meco. La presidenta del Parlament de Cataluña recuperó la libertad poco después de que el tesorero de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), Marcel Padrós, abonase en ayer por la mañana la fianza de 150.000 euros que impuso el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. El gesto de la organización independentista no es casual ya que la investigada por delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos fue presidenta de ANC antes de presidir la Cámara catalana como miembro de Junts pel Sí.

La ANC forma parte de las entidades civiles independentistas que han recibido dinero público de la Generalitat y cuyo presidente, Jordi Sánchez, se encuentra en prisión incondicional desde el 16 de octubre por riesgo de fuga y reiteración delictiva, según el auto de la juez Carmen Lamela.

En un auto de tres folios, el magistrado del Supremo Pablo Llarena confirmó la excarcelación de Forcadell, que abandonó la prisión de Alcalá-Meco ayer tras recibir de un funcionario del Supremo el requerimiento de las medidas cautelares que tendrá que cumplir: la retirada de pasaporte -su abogado ya lo hizo a primera hora de la mañana-, comparecencias en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o el juzgado de su conveniencia y prohibición de salir del país.

El instructor valoró el jueves por la noche, pese a la petición de cárcel incondicional planteada por la Fiscalía del Tribunal Supremo, que la investigada se comprometiera a no salirse del marco constitucional en sus futuras actuaciones políticas. Lo mismo hicieron los otros cinco querellados. En respuesta, Llarena optó por dejar en libertad bajo fianza de 25.000 euros a los cuatro exmiembros soberanistas de la Mesa del Parlament -Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó y Ramona Barrufet (del PDeCAT) y Anna Simó (Esquerra)-, mientras que no adoptó ninguna medida cautelar contra Joan Josep Nuet (miembro de Catalunya Sí Que es Pot), el único de ellos que votó en contra de tramitar la declaración unilateral de independencia del pasado 27 de octubre.

Forcadell evitó realizar declaraciones al salir de prisión. Sí agradeció a través de Twitter la solidaridad recibida y manifestó su convencimiento de haber actuado correctamente al «garantizar la libertad de expresión en el Parlament, sede de la soberanía nacional».

En cuestión de horas

La rapidez con la que la ANC abonó la fianza de la presidenta del Parlament muestra el músculo financiero de la entidad independentista. Ya el mismo jueves la Asamblea había anticipado, nada más conocerse la imposición de las fianzas a los integrantes de la Mesa, su intención de hacerse cargo de las cantidades exigidas por el Tribunal Supremo. «La caja de solidaridad cubrirá las fianzas de los miembros de la Mesa del Parlament. ¡No estáis solos! Libertad», se anunció a través de la cuenta de Twitter de la ANC. Y pocas horas después cumplió con su compromiso, al menos en lo que corresponde a Forcadell.

La caja de resistencia o solidaridad fue creada el pasado septiembre a raíz de que el Tribunal de Cuenta impusiera una fianza de 5,2 millones de euros a Artur Mas y varios de quienes fueran sus consejeros por la celebración del referéndum unilateral del 9 de noviembre de 2014. La justificación de la ANC y Ómnium Cultural para poner en marcha esta iniciativa fue la necesidad de contar con mecanismos para hacer frente a «las agresiones del Estado».

La recaudación fue un éxito en parte, ya que permitió a Mas abonar 2,3 millones, una cifra que aún así se queda lejos de los exigido por el Tribunal de Cuentas. El propio expresidente de la Generalitat pidió al electorado independentista una mayor solidaridad para hacer frente a la cantidad exigida. Ayer se comprobó con la fianza de Forcadell que no se ha cedido todo el dinero recaudado a Mas ya que, al menos, la ANC se guardó los 150.000 euros que ha destinado a la fianza de Forcadell.

La capacidad de recaudación de las entidades independentistas ha llamado la atención de la Guardia Civil. El pasado octubre se solicitó a la juez Carmen Lamela que bloquease las cuentas de la ANC y de Ómnium Cultural, así como reclamar a la Asociación Española de la Banca y a la Confederación Española de Cajas de Ahorro todos los datos sobre las cuentas de ambas organizaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos