Forcadell llega entre lágrimas al Parlament

Una buena parte de los trabajadores de la Cámara catalana recibieron ayer con una cerrada ovación a Carme Forcadell, después de que el jueves acudiera a declarar al Tribunal Supremo, acusada de rebelión, sedición y malversación. La presidenta del Parlamento catalán, que mantiene su cargo y que tendrá que regresar el jueves a Madrid, no pudo contener las lágrimas. Se abrazó con algunos de los funcionarios del hemiciclo y les instó a trabajar «como siempre, con profesionalidad, eficacia y orgullosos del país que tenemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos