La Fiscalía pide que la Audiencia Nacional asuma el caso del 3%

C. REINO BARCELONA.

La Fiscalía Anticorrupción reclamó ayer que la causa del 3%, que investiga el cobro de mordidas por parte de Convergència a empresas constructoras, pase del juzgado de El Vendrell (Tarragona) a la Audiencia Nacional. Según el Ministerio Público, en las diligencias ha constatado la existencia de un elevado número de procedimientos de contratación que se habrían realizado de forma fraudulenta, relacionados con adjudicaciones de obra pública de administraciones gobernadas por la antigua Convergència.

La Fiscalía apunta que el tesorero de la formación llevaba un control exhaustivo de todas las licitaciones, controlando los presuntos pagos encubiertos que las empresas contratistas entregaban al partido, bajo la apariencia de supuestas donaciones. De ahí que se llame el caso 3%, que Pasqual Maragall denunció por primera vez en 2005 y que hace una semana el juez del caso Palau corroboró en una sentencia, elevando las mordidas al 4%.

La Fiscalía entiende que podrían haberse cometido varios delitos de prevaricación, cohecho, alteración de precios de concursos, malversación, fraude contra la administración, blanqueo de capitales y financiación ilegal de un partido político. Pide por tanto que la Audiencia Nacional asuma la investigación, ante la «grave repercusión» en la economía nacional y porque el caso afecta a varios territorios.

Entre los investigados del caso está el exconsejero convergente Germà Gordó (ya fuera del PDeCAT) y los extesoreros Daniel Osàcar (condenado en el caso Palau) y su sucesor Andreu Viloca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos