La Fiscalía Anticorrupción pide investigar si Camps prevaricó en 'Gürtel'

El expresidente valenciano durante su comparecencia ante el TSJV en 2011. :: J. C. CÁRDENAS / REUTERS/
El expresidente valenciano durante su comparecencia ante el TSJV en 2011. :: J. C. CÁRDENAS / REUTERS

Reclama la reapertura de una pieza para conocer si el expresidente valenciano dio instrucciones para contratar con la trama corrupta en 2008

MATEO BALÍN MADRID.

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado un escrito ante el tribunal de la Sección Segunda de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, responsable de juzgar el 'caso Gürtel', en el que solicita la reapertura de una pieza separada referida a las adjudicaciones irregulares por parte de diversas consejerías y sociedades públicas valencianas con empresas del denominado Grupo Correa.

En concreto, reclama al tribunal devolver esta pieza -denominada 'Valencia 5'- al juzgado de instrucción para conocer si una de las procesadas, la exdirectora de Promoción Institucional de la Generalitat, Dora Ibars, recibió órdenes del expresidente Francisco Camps para contratar con sociedades de Francisco Correa. El departamento dirigido por Ibars dependía directamente de la Presidencia del Gobierno Valenciano.

Anticorrupción considera que el delito de prevaricación presuntamente cometido por Ibars, referido a una adjudicación de fecha 30 de diciembre de 2008, no habría prescrito y, por lo tanto, podría extenderse también a Camps en caso de que surjan indicios de criminalidad del resultado de estas nuevas pesquisas.

La pieza 'Valencia 5' se encuentra todavía pendiente de señalamiento de juicio oral en dicha sala, de modo que resulta procedente -según la Fiscalía- la aplicación del artículo 746 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para reabrir la instrucción y poder investigar las eventuales indicaciones que la acusada podría haber recibido de sus superiores últimos para adjudicar la contratación al Grupo Correa.

Para la elaboración del referido escrito, la Fiscalía ha tenido en cuenta, entre otros particulares, las declaraciones de los acusados Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez y Ricardo Costa en el juicio por la financiación irregular del Partido Popular en la Comunidad Valenciana (PPCV). Los condenados apuntaron al papel principal de Camps en las decisiones últimas de contratación con la red corrupta.

En esta pieza se encuentran procesados los exconsejeros Alicia de Miguel, Manuel Cervera y Luis Rosado por las adjudicaciones presuntamente irregulares que la Generalitat concedió a la empresa Orange Market, filial del grupo en esta comunidad, entre los años 2004 y 2009. Se les acusa de un delito de prevaricación administrativa y la Fiscalía pide para cada uno de ellos entre siete y nueve años de inhabilitación para empleo o cargo público, así como la imposibilidad de ser elegidos en unos comicios durante el tiempo que duren sus condenas.

Además, se sentará en el banquillo de los acusados la citada Dora Ibars por el montaje del stand de Grandes Eventos de Fitur 2009 y la contratación de la Guía de la Comunicación y Memorias USB. Asuntos por los que ahora Anticorrupción pide que se investiga la presunta responsabilidad de Camps.

«Especulaciones»

El ex jefe del Ejecutivo valenciano consideró que, de resultar encausado, la acusación se basará en «especulaciones sin fundamento». Camps, en un escrito remitido a Efe, señaló que, si la Audiencia Nacional decide investigarle sería una imputación más «sin una prueba fehaciente, sin un indicio solido, basándose en especulaciones sin fundamento». El expresidente recordó que hace unas semanas estuvo citado como testigo en la Audiencia Nacional en la causa sobre la financiación. La Fiscalía pudo haberle preguntado entonces por todo «jurando decir verdad», si bien no lo hizo, recordó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos