Feijóo ensalza a Cospedal en el tramo final de las primarias

Cospedal y Núñez Feijóo, ayer, durante un encuentro con afiliados en A Coruña. :: Cabalar / EFE/
Cospedal y Núñez Feijóo, ayer, durante un encuentro con afiliados en A Coruña. :: Cabalar / EFE

Los aspirantes se movilizan para amarrar territorios e intentar sumar el mayor número de delegados a su causa

NURIA VEGA

madrid. La del PP en estas primarias podría ser la historia del disputado voto del señor Alberto Núñez Feijóo. Los principales aspirantes a suceder a Mariano Rajoy han protagonizado ya actos de campaña en Galicia, donde la organización territorial, con su presidente al frente, ha resuelto mantener la neutralidad hasta que este jueves vote la militancia. A todos ha arropado el barón gallego. Pero sus elogios a María Dolores de Cospedal han llamado la atención en el partido, donde subrayan la relevancia de este gesto en la recta final.

Núñez Feijóo acompañó el viernes y el sábado a la exministra de Defensa y hasta ahora secretaria general del PP, y en Orense ensalzó la trayectoria de su compañera de filas. «Ha estado en el Gobierno de España y, por lo tanto, no viene a aprender a gobernar; sabe ganar elecciones, las ha ganado en Castilla-La Mancha; y sabe hacer una cosa que para un político es muy importante, estar en la oposición», apuntó el presidente gallego. Esas son, a su entender, las cualidades necesarias para que la biografía de un dirigente esté completa. Además, ve con buenos ojos el eslogan de Cospedal: El partido, primero.

De entrada, los otros dos candidatos no reunirían todas esas condiciones que Núñez Feijóo aprecia. ¿Pero supone este mensaje un respaldo explícito a la secretaria general? En el entorno del jefe del Ejecutivo gallego no quisieron confirmar que se haya decantado por un aspirante, pese a que en el partido hay quien lo entiende en clave de «mensaje interno» y esa fue la sensación que tuvieron algunos de los asistentes a los actos de Cospedal. «Blanco y en botella». «A buen entendedor...». Otras fuentes del PP, en cambio, llaman a mantener la prudencia, porque en ciertos sectores tienen la confianza de que el presidente gallego incline la balanza del lado de Pablo Casado. «En ningún caso apostará -creen- por Soraya Sáenz de Santamaría».

La trascendencia de su opinión estriba en que es uno de los pocos liderazgos rotundos que conserva el PP. «El partido en Galicia -interpretan en otro territorio- es como un ejército. Se moverá en bloque con su presidente». Esto hace que su posición sea más importante en la segunda vuelta. En ese momento, el voto de los compromisarios gallegos podría ser decisivo. Para elegir este jueves a los dos candidatos que pasarán a la siguiente fase sólo se ha inscrito un 4,5% de la militancia del partido en la comunidad. Pero en el congreso del 20 y 21 de julio participarán 279 delegados gallegos, sólo por detrás de Andalucía -475- y la Comunidad Valenciana -349-.

Así, será a partir del día 5 cuando Núñez Feijóo comience a moverse. Para entonces, uno de los tres candidatos con opciones se habrá caído de la carrera sucesoria.

A la caza del compromisario

El control de los compromisarios es clave para tener garantizado el cónclave y esa es la batalla en la que están inmersos los equipos de los aspirantes. Este jueves se decidirá quiénes van a ejercer de delegados. Cuando los militantes se acerquen a las sedes para votar a un candidato, se encontrarán con una segunda urna. En esa tendrán que meter la papeleta con los nombres de aquellos que les van a representar en el congreso. Los que tomarán la decisión final sobre futuro líder del PP.

El método tradicional pasa por amarrar los respaldos políticos de dirigentes provinciales y, sobre todo, locales que puedan influir en el voto de los militantes a los compromisarios. «Al final, los aparatos determinarán quién saldrá elegido delegado», dan por sentado fuentes de algunas candidaturas. Otras, sin embargo, creen que con el actual sistema las organizaciones ya no pueden garantizarse ese control férreo.

A día de hoy, de hecho, en los equipos de Cospedal, Sáenz de Santamaría y Casado tienen pocas certezas de cómo acabará este proceso. En el entorno del exvicesecretario de Comunicación estaban ayer muy satisfechos con los apoyos a su candidato en territorios, como Jaén, que se presuponían ajenos. Y Sáenz de Santamaría estuvo en la Comunidad Valenciana, donde los suyos creen que puede arrastrar bastante voto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos