La exvicepresidenta dice que el 63% del PP quiere una mujer al frente del partido

Soraya Sáenz de Santamaría hizo ayer cuentas y llegó a la conclusión de que el 63% de los militantes del PP quiere que una mujer sea la presidenta del partido. Alcanzó esta conclusión tras sumar los votos que obtuvo ella en las primarias del 5 de julio, el 37%, y los que reunió Dolores de Cospedal, el 26%. La exvicepresidenta parte de la premisa en sus cálculos que ella y la secretaria general fueron votadas por su condición de mujeres, y no por otros criterios o méritos.

A este mismo porcentaje llegó Pablo Casado cuando argumentó tras las primarias que el 63% de los afiliados no votaron a la exvicepresidenta. En su caso sumó los votos recibidos por las otras cinco candidaturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos