La extesorera del PP valenciano asegura para defenderse que no sabe de contabilidad

Yolanda García, juzgada por un delito electoral en 2008, declara que su departamento estaba «vacío de funciones» y no supo de pagos en B

MATEO BALÍN

Madrid. Fue tesorera del Partido Popular de la Comunidad Valenciana durante cuatro años, desde 2008 hasta 2012, pero ayer aseguró que no tenía conocimiento de labores contables. «No sé de contabilidad», afirmó ante el juez. Así se presentó en el juicio por la presunta financiación irregular del partido Yolanda García, que se enfrenta a seis meses de prisión por un delito electoral en la campaña de las elecciones generales de 2008, cuando llegó al cargo mientras era diputada autonómica.

La acusada tuvo un interrogatorio placentero y no quiso meterse en muchos charcos, habida cuenta de que su petición de pena es la más baja de cuantos acusados juzga la Audiencia Nacional. Sin embargo, la extesorera autonómica fue sincera sobre un aspecto que no es menor para medir la responsabilidad penal del arrepentido Ricardo Costa, Vicente Rambla, Cristina Ibáñez y David Serra dentro del funcionamiento del partido.

Yolanda García declaró que aceptó llevar las cuentas del partido presidido por Francisco Camps a partir de octubre de 2008. La única finalidad, dijo, era entrar en el comité ejecutivo del PP valenciano. Afirmó que la figura de tesorera era un cargo que antes no existía en ese partido y que realmente estaba «vacío de funciones» contables y de control de gastos. Una mención de descargo que dejó la pelota en el tejado de Costa, ex secretario general del PP valenciano, e Ibáñez, exgerente.

«No arreglé facturas»

La firma de ambos aparece en la mayoría de las facturas firmadas a Orange Market, filial del Grupo Correa en Valencia, que estaba administrada por Álvaro Pérez, 'el Bigotes', principal acusado en este juicio y que se enfrenta a 27 años de prisión. No obstante, Yolanda García reconoció su rúbrica en algunos talones de pagos electorales del PP a Orange Market porque le daban instrucciones tanto Costa como Serra, exvicesecretario regional. Pero aseguró al juez José María Vázquez Honrubia que ella no hacía ninguna comprobación. «Yo no he realizado nada de contabilidad y ni siquiera tenía que supervisar a (la gerente) Cristina Ibáñez», insistió a preguntas del fiscal anticorrupción.

En todo caso, comentó que su percepción es que en el partido se revisaban que los pagos fueran los correctos por los servicios prestados, como los que hizo a la sociedad de Correa para las citadas campañas electorales municipales y generales de 2007 y 2008, y aseguró, firme, que ella no arregló «ninguna factura» para quitarse de encima el fantasma de la financiación irregular.

Por último, recordó que cuando «saltó» el 'caso Gürtel' en febrero de 2009, aunque seguía siendo la tesorera, dejó de ir por la sede regional del partido y que no tuvo conocimiento de ninguna financiación en B. «Nunca supe nada», aseguró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos