El excónsul en Washington cree que el castigo ha sido desproporcionado

Considera que ha sufrido un linchamiento por su mofa en Facebook de Susana Díaz y el acento andaluz

R. C.

madrid. Fue un error publicar un mensaje en Facebook para burlarse de Susana Díaz y el acento de los andaluces pero el castigo es desproporcionado. Esta es la opinión del excónsul de España en Washington, Enrique Sardá Valls, fulminado el martes por Alfonso Dastis, quien además de ministro de Asuntos Exteriores es de Jerez de la Frontera. El diplomático defenestrado pidió ayer disculpas y admitió que su mensaje fue «desafortunado» y «absurdo», pero también afirmó que se sacó de contexto o que no entiende el revuelo y el posterior «linchamiento» al que, según él, se le ha sometido. «Se ha perdido por completo el sentido del humor. España, que era un país alegre y chistoso ya no lo es nada. Nadie se puede permitir el menor desliz de nada», señaló Sardá Antena 3. Incluso reprochó a Exteriores las maneras con las que le comunicaron su relevo: «Fulminante, mediante una llamada telefónica, sin poder defenderme», apuntó.

No es lo que opinaron ni el Gobierno ni las principales fuerzas políticas, que coincidieron en reprobar el desagravio a una comunidad autónoma y a su presidenta. El ministro del Interior, el sevillano Juan Ignacio, aseguró que hay actitudes que son intolerables e, incluso, agradeció públicamente a Dastis que actuará tan rápidamente.

En su comentario, el diplomático criticaba a la presidenta de Andalucía por haber lucido durante un acto oficial un vestido del mismo color que el de la Reina. Y lo hizo ridiculizando el habla andaluza. «Hay q ver q ozadia y mar gusto la de la susi, mira que ponerse igual que letirzia, cmo se ve ke n sabe na de protoculo ella tan der pueblo y de izquieida. Nos ha hecho quedar fatá a los andaluse dimicion ya», escribió Sardá.

Fotos

Vídeos