Esquerra urge a Puigdemont a proponer esta semana un candidato que sea viable

Jordi Turull y Marta Rovira conversan en el hemiciclo del Parlament. :: Andreu Dalmau / efe/
Jordi Turull y Marta Rovira conversan en el hemiciclo del Parlament. :: Andreu Dalmau / efe

La CUP insiste en la abstención sea quien sea el aspirante y avisa de que solo cambiará de opinión con un programa republicano

CRISTIAN REINO

barcelona. Esquerra trata de activar el plan C de la legislatura catalana, una vez que han fracasado los intentos de investir a Carles Puigdemont y a Jordi Sànchez. Después de afirmar el lunes que no esperarían eternamente los recursos contra el Supremo por vetar a Sànchez, los republicanos dieron ayer un paso más e instaron a sus socios de JxCat a que pongan sobre la mesa cuanto antes, a poder ser esta semana, el que sería el sustituto del expresidente de la ANC como candidato a presidir la Generalitat.

El emplazamiento lo hizo la número dos de Esquerra, Marta Rovira, 24 horas antes de que Puigdemont reúna hoy en Bruselas al grupo parlamentario de JxCat para abordar los posibles escenarios de la investidura. A la capital belga acudirán todos los diputados, salvo dos de los posibles candidatos a la Presidencia, Jordi Turull y Josep Rull, que tienen prohibida la salida de España por orden judicial. Como aspirantes para ese plan C también tienen opciones Marc Solsona, Quim Torra, Eduard Pujol o Elsa Artadi.

Esquerra tiene asumido, y así lo ha pactado con la candidatura de Puigdemont, que el candidato a la Presidencia de la Generalitat corresponde proponerlo a JxCat. «Queremos un gobierno efectivo y lo que falta ahora es tener el candidato para hacer una investidura efectiva», señaló Rovira. «El nombre no será un obstáculo», aseguró.

El mensaje de los republicanos fue nítido. Lo que ya no está tan claro es de dónde saca JxCat un candidato viable, es decir que no tenga causas pendientes con la justicia o sea bien visto por la CUP.

De entrada, los anticapitalistas también señalaron ayer que lo de menos es el nombre y que lo determinante es el programa de gobierno. La CUP reunirá de nuevo el sábado a su Consejo Político y, de entrada, su idea es mantener la abstención al candidato que propongan JxCat y Esquerra, salvo que durante esta semana el acuerdo de legislatura de neoconvergentes y republicanos sufra modificaciones considerables que hagan posible la «implementación de la república».

La CUP afirmó que la propuesta actual de gobierno es autonomista y neoliberal y que su candidato ideal era Carles Puigdemont porque suponía un desafío al Estado. «Pueden estar cambiando candidatos, dijo la CUP, pero si lo hacen para acatar el 155 nos lo ponen cada vez peor», aseguró la diputada Natalia Sánchez. La formación anticapitalista, por tanto, seguirá jugando sus cartas para apretar a sus socios, pero difícilmente moverá su posición mientras no empiecen a correr los dos meses para la convocatoria de nuevas elecciones. En paralelo, el líder del PSC, Miquel Iceta, instó ayer a Torrent a convocar un nuevo pleno de investidura. También desde Ciudadanos Inés Arrimadas pidió al presidente de la Cámara que dé explicaciones ante el pleno e impulse el desbloqueo.

Nuevo pleno

La Mesa del Parlamento catalán, no obstante, rechazó ayer que su presidente tenga que comparecer para dar explicaciones, aunque sí admitió a trámite la petición del partido naranja de convocar un nuevo pleno, que podría celebrarse la semana que viene. Lo que está por ver es si es para la investidura del presidente de la Generalitat.

La Mesa del Parlament aprobó también en su reunión, solo con los votos de los grupos independentistas, instar a los letrados de la Cámara catalana a que elaboren un informe sobre las posibles acciones penales que podría emprender el Parlamento autonómico contra el juez del Supremo Pablo Llarena por no dar permiso a Jordi Sànchez para someterse al pleno de investidura que estaba convocado para el lunes pasado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos