Esquerra cierra la puerta a la lista unitaria de Puigdemont

Rovira, Simó, Rufián y Tardá, ayer en el Consejo Nacional :: m. P. / EFE/
Rovira, Simó, Rufián y Tardá, ayer en el Consejo Nacional :: m. P. / EFE

Junqueras irá de numero uno, ERC guarda el cuarto lugar a Carme Forcadell y Anna Simó no concurrirá a las elecciones

CRISTIAN REINO BARCELONA.

Esquerra celebró ayer su Consejo Nacional y volvió a cerrar la puerta a la lista unitaria que propone Carles Puigdemont. A pesar de que el PDeCAT y sectores del independentismo de base han vuelto a activar la idea de una candidatura común de todo el secesionismo a través de una agrupación de electores, una opción impulsada por la órbita convergente para tratar de acabar convenciendo a los republicanos, ERC dejó ayer claro que su intención el 21-D es concurrir en solitario. Así lo pactó Oriol Junqueras con la dirección republicana antes de su ingreso en prisión.

Esquerra cuenta, eso, sí con el apoyo de Demòcrates, la escisión independentista de Unió que lidera Antoni Castellà, y MES y Avancem, dos corrientes soberanistas procedentes del PSC. La lista unitaria está descartada, aunque ERC ofreció ayer su «absoluta» disposición a la «coordinación y cooperación» con el resto de listas independentistas que concurran a las elecciones del 21 de diciembre con el objetivo de defender una república catalana, pero sin hablar de la unión de todas ellas, como ocurrió el 27-S de 2015 entre ERC y CDC. Su apuesta pasa por pactar puntos del programa, una estrategia compartida y una marca electoral que pueda relacionarlas entre sí. Pero sin llegar a la candidatura común.

Esquerra cree que el independentismo sumará más si va por separado, pero sobre todo quiere de una vez por todas marcar perfil propio para erigirse en la fuerza hegemónica del Parlamento catalán, extremo que sería imposible si se presentara en una lista con su sus actuales socios soberanistas.

La lista republicana la encabezará Oriol Junqueras e incorpora a todos los exconsejeros republicanos que están encarcelados o en el 'exilio' de Bruselas. «Quien vote esta lista votará para poner fin a la represión política, también para poner fin al 155, a la dictadura de la imposición y para devolver los instrumentos de este país a manos de los ciudadanos, arrancándoselos de las manos al PP», afirmó Marta Rovira, secretaria general del partido.

Rovira y Romeva

Rovira irá como número dos por Barcelona, y con opciones de ser la próxima presidenta de la Generalitat, si Junqueras no sale de prisión antes de los comicios. Raül Romeva, que en 2015 encabezó la lista de Junts pel Sí y que en el pasado fue diputado de Iniciativa, será el tercero en discordia. La cuarta plaza queda reservada para Carme Forcadell, aunque la presidenta de la Cámara catalana sopesa no presentarse por su situación procesal.

En una situación similar está Anna Simó, que ya ha anunciado que no volverá a presentarse tras cuatro legislaturas. Carles Mundó ocupa el lugar número cinco y Toni Comín, el siete. Como novedad, el profesor universitario Ramón Cotarelo cerrará la nómina republicana por la provincia de Barcelona. En Girona, la exconsejera Dolors Bassa encabeza la candidatura; en Lleida lo hará Meritxell Serret y en Tarragona, Oscar Peris. El programa de ERC apuesta por «restablecer la democracia, la libertad y construir la República». Hace días, además, Joan Tardà, habló de dar unos cuantos pasos atrás y volver a reclamar un referéndum pactado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos