España prevé ampliar en 2018 el número de militares en las misiones en el exterior

Soldados españoles en Bamako (Mali)./Sergio Barrenechea (Efe)
Soldados españoles en Bamako (Mali). / Sergio Barrenechea (Efe)

En concreto, tiene previsto aumentar el número de efectivos en Malí, Afganistán, Irak y Líbano

EUROPA PRESSMadrid

España prevé aumentar en 2018 su participación en varias misiones internacionales de las que forman parte las Fuerzas Armadas en el exterior. En concreto, tiene previsto aumentar el número de efectivos en Malí, Afganistán, Irak y Líbano.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la ampliación para el próximo año de la participación española en las misiones internacionales y ha detallado sus previsiones para cada una de ellas. Además, ha pedido autorización al Congreso de los Diputados para aumentar la operación de la Unión Europea en Malí de los 140 efectivos actuales hasta los 292.

Esta ampliación de efectivos tendrá lugar como consecuencia de la asunción por parte de España del mando de la operación, que estará a cargo del general de brigada Enrique Millán Martínez. Los cometidos de la misión no sufren variación de los que ya autorizó el Congreso, pero el aumento del número de militares sí deberá recibir el visto bueno de las Cortes.

El Ministerio de Defensa argumenta que este aumento de efectivos se debe a la confluencia de tres factores: "el primero, la asunción del mando de la Fuerza desde el 31 de enero hasta finales de noviembre; proporcionar el mando y la Fuerza de Protección, cometido que España y Bélgica se turnan y que debe asumirse ahora; y la necesidad de un adiestramiento menos centralizado, en consonancia con la decisión de la Unión Europea que obliga a un incremento en los esfuerzos logísticos y de protección".

La ministra de Defensa ya anunció también que otra de las misiones que se aumentarán será la de Afganistán, bajo bandera de la OTAN, en la que España pasará de participar con 30 militares a contar con un total de 95. Estos desarrollarán su labor en el cuartel general de Kabul y su aeropuerto internacional.

Por su parte, las Fuerzas Armadas enviarán a Irak 30 nuevos efectivos, llegando hasta los 480, una vez que se ha anunciado la victoria al Daesh. Según explica Defensa, esta nueva etapa estará centrada en la estabilización, la capacitación y la mejora de la integración de las Fuerzas Armadas y de Seguridad iraquíes.

En cuanto a Líbano, España ofrecerá un candidato español para el mando de la misión si así se le solicita por parte de Naciones Unidas. Si esto sucede, el contingente se ampliará hasta los 840 efectivos de los 750 actuales.

España también mantiene efectivos en Bosnia (sólo cinco) y participa en operaciones de la Unión Europea en República Centroafricana, con veinticinco efectivos y previsión de disminuir el contingente una vez que Portugal asuma el mando.

Atlántico y Mediterráneo

En la lucha contra la piratería en el Atlántico prevé mantener los 375 militares desplegados en Atalanta y la veintena que trabajan en tierra firme en Somalia. Mientras, seguirá participando en la operación Sophia en el Mediterráneo con 250 efectivos.

También prevé seguir participando en las operaciones de la OTAN en el Báltico, donde España está actualmente en Letonia con alrededor de 300 efectivos. Y aportar observadores al proceso de paz en Colombia.

El Consejo de Ministros ha autorizado además el despliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el exterior ante situaciones "de grave riesgo, catástrofes, calamidad u otras necesidades". Y ha dado el visto bueno al despliegue de un máximo de 50 observadores para contribuir a determinadas misiones de ayuda humanitaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos