La «dura Navidad» de los exconsejeros encarcelados

R. C.

barcelona. Los exconsejeros Jordi Turull y Josep Rull explicaron ayer, tras visitar al exvicepresidente Oriol Junqueras y al exresponsable de Interior Joaquim Forn en la prisión de Estremera (Madrid), que los encarcelados les relataron que la Navidad había sido «muy dura».

Turull y Rull acudieron ayer por la mañana a Estremera y por la tarde al centro penitenciario de Soto del Real para visitar a Junqueras, Forn y a los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. «Nos comprometimos, cuando salimos de aquí, a venir a verlos regularmente. Los hemos visto muy enteros, con una fortaleza increíble, pero sufriendo lo que es la privación de libertad», comentó Turull.

Ambos coincidieron en la dureza que ha supuesto para Forn, pero sobre todo para Junqueras, pasar las Navidades en prisión: «Pasar el día de Reyes (en la cárcel), para un padre que tiene a los niños en esa edad mágica y ese día mágico, es de una dureza extraordinaria», apuntó el exconsejero de Presidencia.

Rull también comentó que «la situación personal que nos han trasladado es que las Navidades han sido muy duras, especialmente para el vicepresidente Junqueras» porque «tiene hijos pequeños, y pasar el día de Reyes sin tus hijos es de un nivel de crueldad extraordinario. Y, por lo tanto, hay una desproporción en estas medidas de cárcel que, para nosotros, son incomprensibles», lamentó el que fuera exconsejero de Territorio.

Junqueras vio rechazada el pasado viernes su petición de excarcelación por la Sala de lo Penal del Supremo. Los otros tres encarcelados declararán este jueves ante el instructor Pablo Llarena con la pretensión también de salir en libertad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos