El director de los Mossos acepta su destitución

El director general de los Mossos d'Esquadra, Pedro Soler, se convirtió anoche en el primer alto cargo del Gobierno de Carles Puigdemont en asumir su cese por parte del Ejecutivo central. En una carta remitida a los funcionarios hasta ahora a su cargo se despidió de ellos, al tiempo que criticó la intervención del 155. La salida 'pacífica' de Soler, sin duda, allanará el camino para que Ministerio del Interior controle de manera efectiva a los 17.000 agentes del cuerpo. Juan Ignacio Zoido tiene entre sus objetivos apartar de su cargo al major Josep Lluís Trapero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos