Díaz evidencia su malestar por la negativa a apoyar a Valenciano en Europa

Díaz y Valenciano, durante un acto de campaña en las elecciones europeas de 2014. :: efe/
Díaz y Valenciano, durante un acto de campaña en las elecciones europeas de 2014. :: efe

Sánchez anuncia su asistencia a los actos institucionales del 28 de febrero en Andalucía en un intento de ganar presencia en el territorio

P. DE LAS HERAS

Madrid. Susana Díaz no se había pronunciado en público al respecto aunque algunos de sus principales, colaboradores -el portavoz socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, y la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez- ya explicitaron su apoyo a la que fuera número dos del partido, Elena Valenciano, tras conocerse que Pedro Sánchez no está dispuesto a avalar su candidatura a la presidencia del grupo de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo. Ayer habló y se le entendió todo. «No quiero ni pensar -dijo- que sea por el apoyo que me dio a mí; me niego».

Los socialistas andaluces, escarmentados con la batalla de las primarias en la que Díaz sufrió un severo revés, han evitado, hasta ahora, aun así exigir nada. Nadie preguntó en el Comité Federal del pasado sábado por qué la dirección prefiere que sea el alemán Udo Bhullman y no Elena Valenciano quien ocupe el puesto que dejará vacante el italiano Gianni Pitella a partir del 4 de marzo. Y en la reunión del grupo parlamentario del martes sólo lo hizo la exportavoz en la Cámara baja Soraya Rodríguez. Sánchez sí se vio obligado, en cambio, a responder a la pregunta que le hizo al respecto una militante de base durante la asamblea abierta que ayer protagonizó en Bilbao. «Quiero saber si es cierto que no se apoya a nuestra compañera Valenciano. Desde luego, no es una noticia buena y quien la haya soltado no nos hace ningún bien», espetó.

Sólo unas horas antes, Mariano Rajoy había aprovechado el asunto para cuestionar «el patriotismo y la inteligencia» de Sánchez durante la sesión de control al Gobierno. Pero por toda contestación a la militante vasca, el secretario general se limitó a repetir que será una mujer quien encabece la lista del PSOE en los comicios a la Eurocámara de 2019 y que si logra que la española sea la primera delegación (cosa harto improbable teniendo en cuenta que ahora es la cuarta o la tercera si no se cuenta a los laboristas británicos) luchará por el puesto.

Fuentes socialistas en Bruselas avisan de que este es uno de esos casos en los que más vale pájaro en mano porque el reconocimiento del que goza Valenciano no es transferible. «Cada vez que he ido a Bruselas me ha ayudado muchísimo y he visto el prestigio y la autoridad que tiene», resaltó Díaz en Telecinco.

El desencuentro interno se produce en un momento en el que Sánchez trataba de demostrar que ha logrado unir al partido. Con ese propósito, se ha propuesto aumentar su presencia en Andalucía sea o no bienvenido. Así que, por lo pronto, ayer anunció que asistirá a Sevilla a los actos institucionales del 28-F.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos