«Habrá un antes y un después tras la muerte de Diana»

Un mes después de que el asesino de su hija fuese capturado, el padre de Diana Quer regresó ayer a A Pobra para agradecer a sus gentes el cariño demostrado «durante estos 500 días de calvario». Tras una misa en la iglesia del pueblo en la que estuvo acompañado por el presidente de de la Xunta y representantes de los cuerpos policiales que se hicieron cargo de la desaparición, Juan Carlos Quer aseguró que después de la muerte de Diana «habrá un antes y un después» e invitó a la ciudadanía a sumarse a la campaña que encabeza por el mantenimiento de la prisión permanente revisable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos