Deniegan a un exsenador de ERC su vuelta al juzgado

El CGPJ justifica que Santi Vidal, autor de un borrador de Constitución catalana, ha carecido de «lealtad» en los tres años que ha durado la sanción

MATEO BALÍN

Madrid. Santi Vidal, el juez que redactó un borrador de la Constitución catalana y que fue inhabilitado durante tres años, no podrá regresar de momento a la judicatura. La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) denegó ayer, por seis votos a dos, al magistrado barcelonés la vuelta al servicio activo «al constatarse su falta de aptitud como consecuencia de sus manifestaciones e intervenciones públicas efectuadas durante el periodo de suspensión de funciones», que revelan su «falta de lealtad a las instituciones del Estado y a la Constitución».

El exsenador de ERC, que ayer cumplió la sanción como responsable de una falta muy grave de ignorancia inexcusable en el cumplimiento de los deberes judiciales, solicitó el 24 de enero el reingreso al servicio activo. Pero la Comisión Permanente justificó ayer que la sanción que se impuso acarreó la privación de todos los derechos inherentes a su condición de juez, pero no supuso la pérdida de su condición de miembro de la Carrera Judicial. Y ese juramento, dice la Comisión, fue «repetidamente incumplido» por el magistrado en distintas conferencias los días 24 de noviembre y 9 y 14 de diciembre de 2016.

Vidal alegó que las declaraciones fueron en su condición de senador, amparado en la inviolabilidad que le reconoce el Reglamento de la Cámara Alta, y que denegarle ahora su reingreso a tan solo dos años de la edad de jubilación constituiría un «daño irreparable». Sin embargo, la Comisión concluye que su condición de senador no quita que siga siendo juez y que si quiere volver a la carrera «su comportamiento futuro debe ser conforme con el juramento de lealtad a la Constitución». Contra esta decisión cabe recurso ante la Sala Tercera del Supremo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos