El Daesh trata de reponerse del golpe de la Guardia Civil a su aparato de propaganda

El Estado Islámico comienza a distribuir en Telegram los contenidos interceptados gracias al operativo del instituto armado

M. SÁIZ-PARDO

madrid. La batalla continúa. El Daesh acusa el golpe pero trata de recomponerse. Solo días después de que la Guardia Civil y Europol desataran la mayor operación contra el aparato de propaganda y adoctrinamiento del Estado Islámico, la multinacional terrorista ya está tratando de resucitar sus redes en internet, según los últimos informes de inteligencia.

En su última alerta, lanzada este fin de semana, la Asesoría de Inteligencia y Consultoría de Seguridad (AICS), una de las principales instituciones en España de monitorización de los movimientos yihadistas, admite que el operativo de la Guardia Civil ha permitido la «desactivación de miles de cuentas en plataformas de mensajería y de servidores de distribución de propaganda islamista» y que el golpe de la Benemérita «ha dañado de manera evidente las estructuras de propaganda de Estado Islámico».

Sin embargo, según los especialistas de inteligencia, «la reacción de los simpatizantes de Estado Islámico, así como de la propia organización terrorista, ha sido rápida», hasta el punto de que buena parte de los contenidos bloqueados en el operativo internacional han sido replicados de forma inmediata en la plataforma de mensajería Telegram.

«Además, en algunos canales se han comenzado a distribuir en cascada vídeos, muchos de ellos antiguos, como manera de demostrar la presunta inefectividad de la operación policial», señalan los informes de AICS, a los que ha tenido acceso este periódico.

La pasada semana, la Guardia Civil -en coordinación con Europol y las policía de Francia, Rumanía, Bulgaria, Países Bajos, Estados Unidos, Panamá y Canadá- consiguió bloquear los servidores informáticos que estaban usando los terroristas para hacer proselitismo de sus atentados y de la yihad. Según Interior, además, el operativo dejó al descubierto las identidades de miles de internautas que consumen material yihadista en 133 países.

La operación policial, que comenzó a mediados de 2016, cuando el servicio de Información de la Guardia Civil, descubrió que multitud de los sospechosos que estaban siendo investigados consumían de forma masiva propaganda yihadista del Daesh, dejó prácticamente inoperativas las principales plataformas de proselitismo yihadista: Amaq News Agency, la pseudo agencia de comunicación del Estado Islámico; la radio Al-Bayan; y los medios denominados Halumu y Nashir, principales órganos de difusión de la actividad terrorista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos