Cuarenta detenidos en un nuevo golpe a la mafia china

La red se dedicaba al tráfico de drogas sintéticas y de marihuana a gran escala con destino a Europa

R. C.

MADRID. Cuarenta personas, la mayoría ciudadanos chinos, fueron detenidos ayer en Madrid, Toledo y Ciudad Real vinculados a una organización dedicada al cultivo a gran escala de marihuana con destino a Europa y al tráfico de drogas sintéticas para venderla a compatriotas. La Policía Nacional y la Guardia Civil investigan si la red también se dedicaba a la trata de seres humanos y a la prostitución.

Según fuentes de la investigación, la operación, denominada 'Brexit-Canito', es una nueva fase de otras actuaciones policiales desarrolladas en los últimos meses en Ciudad Real y Toledo, donde el pasado mes de marzo en seis pueblos toledanos los agentes se incautaron de casi 13.000 plantas de marihuana en seis chalés y fueron detenidas catorce personas. Tanto los registros -un total de 42- como los detenidos se centraron en la Comunidad de Madrid, tanto en la capital, como en el polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada, Parla, Getafe, Móstoles y Leganés, además de las localidades toledanas de Sonseca y Talavera de la Reina.

Durante la intervención policial, según avanzó Efe, se incautaron unas 5.000 plantas de marihuana, siete kilos de cogollos, gran cantidad de drogas de síntesis como anfetaminas o «polvo de ángel», una pistola de nueve milímetros parabellum, dos pistolas de fogueo, otras dos armas, 70.000 euros y siete vehículos, uno de ellos robado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos