Críticas a Colau por su posición ante el referéndum

El independentismo cargó ayer con dureza contra el partido de Ada Colau, tras su decisión del sábado de considerar el 1 de octubre una movilización y no un referéndum vinculante y no llamar a la participación de la ciudadanía. Un apoyo muy limitado de Catalunya en Comú, que según la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, deja «desamparados» a los votantes de la confluencia de izquierdas. Colau apuesta por la «nueva política» pero es más «una cortina de humo» que otra cosa, dijo. Desde Esquerra, el diputado Gabriel Rufián situó a los comunes en las tesis de Sociedad Civil Catalana, la plataforma antiindependentista, e instó a los dirigentes de la izquierda alternativa a que aclaren si su proyecto político es «español».

Fotos

Vídeos