Cospedal tacha a Puigdemont de «loco» por cuestionar la permanencia en la UE

La ministra de Sanidad, por su parte, arropa al candidato del PP en el pueblo donde intentaron declararla persona 'non grata'

R. C. MADRID.

No era el acto central del PP en la quinta jornada de la campaña, pero María Dolores de Cospedal contribuyó ayer desde la provincia de Tarragona al mensaje electoral de su partido censurando que Carles Puigdemont, tras «darse a la fuga», cuestione el actual funcionamiento de la UE y vea apropiado que los catalanes decidan si continuar en el club. «Lo que nosotros decimos es que el PP va a defender el derecho de todos los catalanes de ser españoles y europeos, a pesar de que tenemos un loco en Bruselas que se dedica a decir que quiere hacer un referéndum para sacarnos de la UE», reprochó en Calafell.

Cospedal compagina estos días en Cataluña sus tareas como titular Defensa con su cargo de secretaria general del PP. Si el viernes celebró la Inmaculada Concepción en el acuartelamiento de El Bruch de Barcelona, ayer se dirigió a los simpatizantes populares en formato mitin. Y pese a que durante el conflicto por la secesión no ha tenido un papel protagonista por el tipo de funciones que ejerce en el Ejecutivo, sus viajes de ida y vuelta a territorio catalán están siendo habituales.

Como el resto de ministros y dirigentes del PP, Cospedal volvió a reivindicar ayer la gestión de Mariano Rajoy y la intervención de la autonomía. «Somos los que hemos aplicado el 155 para que haya un Gobierno legal en Cataluña que cumpla la legalidad y hemos convocado elecciones», defendió. La insistencia de los conservadores en esta idea se debe a un intento por evitar que Ciudadanos rentabilice la puesta en marcha del artículo de la Constitución.

Del mismo modo, a 40 kilómetros de Calafell, el candidato Xavier García Albiol subrayó que el 155 ha sido la mejor fórmula para devolver la «estabilidad» a Cataluña y presentó al PP como el único partido del todo fiable para mandar al secesionismo «al baúl de los recuerdos». A su entender, tanto el PSC como C's «pueden tener tentaciones de llegar a acuerdos con partidos muy poco presentables desde el punto de vista constitucional». Una referencia a Catalunya en Comú-Podem. Albiol estuvo arropado por la ministra de Sanidad, una de las voces catalanas con más proyección interna en el PP. Dolors Montserrat denunció el «odio y las mentiras» del independentismo en su pueblo natal, San Sadurní de Noya, donde la CUP ha intentado declararla persona 'non grata'. «No nos echarán de nuestros pueblos», proclamó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos