Construir para «cohesionar» e «integrar» territorios

J. A. B.

madrid. El nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, parece tener claro que una mayor inversión pública en infraestructuras no tiene que ser en si misma un fin sino una herramienta. Y con ella, según dijo ayer en su toma de posesión, pretende fomentar «la cohesión», tanto entre territorios como entre los distintos estratos de la sociedad.

«La cohesión social es lo mejor que los socialistas hemos hecho por este país -reivindicó durante su discurso- y la obra pública es también proyecto de país y sirve para reafirmar la identidad, porque contribuye a la integración territorial». Palabras grandilocuentes que deberá transformar en acciones prácticas «en el tiempo que nos dejen». Así lo esperan con expectación muchos, también lo más granado de las grandes constructoras que asistió ayer al relevo de su antecesor, Iñigo de la Serna.

Nacimiento
Valencia, 1959.
Trayectoria
De 1999 a 2007 fue concejal en Valencia, y desde 2009 diputado nacional. También es secretario general del PSOE.
Retos
Resolver antes de finales de año la licitación de las autopistas de peaje en quiebra, así como decidir sobre el plan extraordinario de carreteras y la estrategia de AENA.

Su primera tarea será decidir si mantiene el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), dotado con 5.000 millones de euros y cuyos dos primeros proyectos se iban a adjudicar este mes. Tampoco podrá tardar mucho en dar o no su visto bueno al plan estratégico de AENA para el período 2018-2021 y con ello resolver el relevo de su presidente, al igual que habrá de hacer en otras empresas como Renfe -que tiene pendiente un multimillonario plan de renovación de material- y ADIF.

JOSÉ LUIS ÁBALOSMinistro de Fomento

Y antes de finales de año ha de acometer la relicitación de las autopistas de peaje rescatadas por el Estado o, en su defecto, buscar una alternativa que no dispare el déficit.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos