El Consejo de Estado avala que se impida la investidura de Puigdemont

Puigdemont, durante su reunión el sábado pasado en Berlín con diputados de JxCat. :: O. MESSINGER / EFE/
Puigdemont, durante su reunión el sábado pasado en Berlín con diputados de JxCat. :: O. MESSINGER / EFE

El Constitucional suspenderá en las próximas horas la reforma de la ley de Presidencia que permite la elección a distancia

RAMÓN GORRIARÁN MADRID.

Esta vez no hubo sorpresas y el Consejo de Estado avaló hoy por unanimidad que el presidente del Gobierno recurra ante el Tribunal Constitucional la reforma legal del Parlamento de Cataluña que permite a Carles Puigdemont ser investido sin estar en el debate. La norma será suspendida en cuanto se publique en el Diario Oficial de la Generalitat y la corte de garantías admita a trámite la impugnación.

El segundo intento de Puigdemont de ser investido presidente de la Generalitat el 14 de mayo fracasará como el del 30 de enero pasado y prolongará el bloqueo del escenario político en Cataluña cuatro meses y medio después de las elecciones del 21 de diciembre y a dos semanas de que venza el plazo para evitar la repetición de los comicios. La decisión del Consejo de Estado desvaneció la tenue esperanza de los independentistas de aprovechar la ventana de oportunidad que se podría abrir antes de que el Constitucional resolviera. El Consejo de Ministros se reunirá de forma extraordinaria en las próximas horas para aprobar el recurso.

El órgano consultivo dio la razón esta vez al Gobierno para que recurra la reforma que permite la 'teleinvestidura'. No ocurrió así en enero, cuando el Gobierno recurrió la investidura de Puigdemont si se presentaba en Barcelona. El Consejo de Estado se negó a avalar porque se trataba de una impugnación «preventiva o hipotética» basada en la hipótesis de que el expresidente acudiría a la investidura y dejaría su refugio en Bélgica. El Gobierno, pese a todo, siguió adelante y la corte hizo encaje de bolillos jurídicos para prohibir la investidura sin entrar al fondo de los argumentos gubernamentales.

Pleno del Constitucional

En esta ocasión no hubo reparos. Como no los tendrá, casi con total seguridad, el Constitucional que se reúne hoy en pleno hasta el jueves. Los doce magistrados admitirán a trámite la impugnación, que quedará suspendida cinco meses sin necesidad de resolver la queja.

La congelación de la reforma supone un alivio para el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, que no tendrá que tomar la decisión política de convocar o no el debate de investidura el 14 de mayo. Si lo hace se arriesga a una intervención de la Fiscalía por desobediencia. Ese peligro no existirá si respeta, como hizo en enero para enfado de Puigdemont, la suspensión que decretará el Constitucional, es posible que el jueves.

El escenario político catalán retrocede así cuatro meses y vuelve a la encrucijada de ir a nuevas elecciones o que los independentistas presenten un candidato viable. Con una diferencia respecto a enero, el 22 de mayo está a la vuelta de la esquina y ese día, si no hay presidente, se disuelve el Parlamento y se convocan elecciones el 15 de julio. La posición de Puigdemont es cambiante, ha defendido que no haya repetición de los comicios, pero también ha dicho que no le da miedo volver a votar. Su decisión final y cuándo la va a tomar dependerá en buena medida de lo que resuelva sobre su extradición el tribunal de Schleswig-Holstein en los próximos días. Su entrega a España zanjaría la polémica y dejaría el camino expedito a otro candidato, pero un rechazo fortalecería su posición en el pulso con el Gobierno de Rajoy.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos