El Congreso fracasa al intentar consensuar un texto en recuerdo del edil de Ermua

N. V.

madrid. A las nueve de la noche, los grupos parlamentarios constataron en el Congreso su incapacidad de pactar una declaración institucional en recuerdo de Miguel Ángel Blanco 20 años después de su asesinato. El texto, suscrito finalmente por PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, no logró la unanimidad necesaria para su lectura en el pleno.

Fuentes populares apuntaron que EH Bildu se había desmarcado de un documento que, no generando el acuerdo necesario, tampoco suscribió el PNV. «La figura de Miguel Ángel Blanco no se merece esta improvisación que ha impedido una labor conjunta y positiva que podía haber llevado al consenso deseado», argumentaron los nacionalistas vascos, que echaron en falta un esfuerzo por pactar el contenido y «una mención hacia la construcción de un futuro de convivencia y normalización».

La idea de promover una declaración en la Cámara baja surgió ayer del Grupo Parlamentario Popular. Pese al escepticismo sobre la posibilidad de atraer a la izquierda abertzale, el PP resolvió intentar negociar un texto con las fuerzas políticas de manera que todos pudieran «retratarse». Incluido, apuntaron, Podemos.

Tras algunos cambios introducidos en el documento original, los cuatro principales partidos se pusieron de acuerdo en un papel en el que se recogía la «desolación» del país tras el secuestro de Miguel Ángel Blanco, el recuerdo de las 850 personas asesinadas por ETA, las miles «chantajeadas» y la situación de aquellos «que tuvieron que abandonar su tierra».

La declaración ensalzaba, además, la «unidad» como vía para derrotar el terrorismo. Y por escrito se instaba a «imponer socialmente una lectura de lo sucedido en clave de condena de las acciones terroristas, manteniendo siempre la memoria de las víctimas y trabajando para su reparación».

Esquerra aseguró que el documento nunca llegó a sus manos.

Fotos

Vídeos