Confirman la condena al 'pederasta de Ciudad Lineal', que estará preso hasta 2034

El Supremo rechaza el recurso de Antonio Ortiz por agredir sexualmente a cuatro menores y critica la rueda de prensa del ministro tras su detención

MATEO BALÍN

madrid. Antonio Ortiz Martínez cumplirá en febrero 46 años en el centro penitenciario de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) y cuando vuelva a pisar la calle tendrá 62. Sus cuatro víctimas, de cinco a nueve años en el momento de los hechos, pasarán su niñez y adolescencia con la tranquilidad de saber que a este depredador sexual, más conocido como el 'pederasta de Ciudad Lineal', le esperan otros diez años de libertad vigilada, hasta los 72, cuando ellas estén en la veintena. El consuelo menor es que recibirán en conjunto 425.000 euros por el trauma sufrido.

El Tribunal Supremo confirmó ayer la condena que la Audiencia de Madrid impuso a Ortiz como autor de cuatro delitos de agresión sexual y otros cuatro de detención ilegal, dos de ellos en concurso ideal con la agresión sexual, así como dos faltas y uno de lesiones, cometidos entre septiembre de 2013 y agosto de 2014. La Sala Segunda (Penal) desestimó los catorce motivos alegados por el condenado y concluyó que la sentencia de primera instancia valoró con eficacia la prueba de cargo y, además, «con un razonamiento impecable que excluye todo asomo de vulneración de la presunción de inocencia».

La sentencia destaca la rueda de reconocimiento, la pericial que le situaba en el lugar de los hechos gracias al móvil y la validez de la prueba de ADN. Sin embargo, el ponente del fallo, el presidente de la Sala Manuel Marchena, reprocha «el distorsionado entendimiento del principio de publicidad procesal» por parte de cargos públicos o fuerzas de seguridad, en referencia a la rueda de prensa dada por el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras la detención del pederasta madrileño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos