Ciudadanos recurre la delegación de voto de Puigdemont y Comín

La maniobra de la formación naranja podría obstaculizar la investidura y provocar la convocatoria de elecciones

C. REINO

barcelona. Ciudadanos formalizó ayer el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la decisión de la Mesa del Parlamento catalán que permite delegar su voto al expresidente catalán Carles Puigdemont y al exconsejero Toni Comín. La formación naranja pidió además a la Corte de Garantías que decrete medidas cautelares y suspenda de forma «inmediata» la delegación del voto para evitar un «daño irreparable», como sería a su juicio que se apruebe la reforma de la ley para poder investir a distancia a Puigdemont.

Si el Constitucional decretara medidas cautelares, las consecuencias afectarían a la investidura, ya que JxCat y ERC perderían el voto de Puigdemont y Comín y se quedarían en 64 votos (a cuatro de la mayoría absoluta). Por tanto, la elección del candidato que proponga el expresidente solo podría salir adelante con el apoyo de la CUP (nada probable) o si el expresidente y el exconsejero renunciaran a sus escaños (casi descartado).

En consecuencia, el recurso de los naranjas podría bloquear la investidura y provocar la repetición electoral si Puigdemont se niega a dejar su acta. De hecho, Ciudadanos instó al Gobierno central a que presentara el recurso para asegurar la suspensión inmediata, pero el Ejecutivo ha optado por ponerse de perfil para favorecer la formación de un gobierno. La Moncloa dejó el asunto en manos del PP catalán y desde esta formación también se ha evitado el recurso de momento, a pesar de que en un primer momento se anunció la impugnación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos