Ciudadanos pide a Sánchez otro 155 ya para evitar «un nuevo golpe de Estado»

Rivera y su círculo evitan la autocrítica tras la moción e insisten en la convocatoria de elecciones

M. E. ALONSO

MADRID. Ciudadanos no se fía de las intenciones del nuevo Ejecutivo catalán y así se lo hará saber a Pedro Sánchez. La formación de Albert Rivera emplazó ayer al recién elegido presidente del Gobierno a una reunión para analizar la situación de Cataluña y pedirle que impulse una nueva aplicación del artículo 155 al menos en cuatro ámbitos: el control de las finanzas, los Mossos d'Esquadra, la televisión pública y la acción exterior. «No es un 155 preventivo, se trata de actuar, de aplicar la Constitución y, por tanto, de hacer política», argumentó el secretario general, José Manuel Villegas.

La intervención de la Generalitat finalizó este sábado con la toma de posesión de los consejeros designados por Quim Torra y en el partido liberal defienden que hay que ponerse manos a la obra para evitar «un nuevo golpe de Estado». «¿De qué ha servido el 155 si vuelven, como han dicho, a hacer lo mismo?», se preguntó el número dos de Rivera.

El partido naranja ya pidió al Ejecutivo de Mariano Rajoy que no cediera con el 155 y extendiera su aplicación. Ahora, al seguir «sin rectificar» como demuestra el «aquelarre separatista» de la toma de posesión, insisten con Sánchez. «Es el Gobierno quien debe tomar la iniciativa. Estamos a su disposición para sentarnos y que los independentistas no vuelvan a tener las mismas herramientas» que les permitieron organizar «el pseudorreferéndum» del 1-O y hacer la declaración unilateral de independencia.

El golpe de mano de Sánchez con la moción de censura ha dejado malherido a Rivera y su círculo, que se han quedado descolocados en el tablero político. Sin embargo, en la cúpula naranja no hay cabida para la autocrítica. Consideran que «han estado donde tenían que estar» y que la única salida posible era y es, a día de hoy, que se convoquen cuanto antes unas elecciones generales.

Mientras redefinen su estrategia ante el nuevo escenario, Ciudadanos va a seguir explotando la cuestión catalana e intentar marcar al nuevo inquilino de la Moncloa. Quieren observar y esperar a ver qué dirección toman las cosas, pero advierten a Sánchez de que estarán «vigilantes» ante las «hipotecas» que haya podido adquirir el líder socialista con «populistas, nacionalistas y separatistas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos