«Ciudadanos está hoy mucho mejor que hace dos años y medio»

«Ciudadanos está hoy mucho mejor que hace dos años y medio»

El líder del partido naranja da por concluido «el tiempo de Puigdemont» y asegura que, «para una vez que dice la verdad» cuando afirma en un mensaje que «esto ha terminado», hay que creerle Albert Rivera Presidente de Ciudadanos

SONIA ANDRINO

Albert Rivera estuvo ayer en Salamanca, una tierra, Castilla y León, que no es el mejor vivero de Ciudadanos por su escasa presencia en el medio rural, algo que se compromete a corregir para las próximas elecciones generales, en las que sus expectativas con máximas. Su optimimo, dice, es realista porque su formación está hoy «mucho mejor que hace dos años y medio», y se remite a las encuestas que constatan el salto cualitativo del partido naranja tras su claro triunfo en las elecciones catalanas del 21 de diciembre. No se olvida de Cataluña y recomienda hacer caso, por una vez, a Carles Puigdemont, sobre todo a su mensaje de que «esto ha terminado» porque el reto independentista, a su entender, está finquitado

-Ciudadanos es un partido urbano y para crecer necesitan más implantación en el medio rural. Esa batalla la tienen ahora perdida. ¿Cómo van a hacer para mejorar su presencia fuera de las ciudades?

-Más que perdida. Lo que ocurre es que Ciudadanos a nivel nacional lleva dos años y medio y tampoco es ninguna novedad que los partidos que llegan nuevos a la política suelen crecer antes en las zonas urbanas que en las rurales. Es cierto que el partido está cogiendo cuajo y presencia territorial. La gente no lo sabe y no conoce que el 80% del territorio nacional tiene agrupaciones de Ciudadanos, con el objetivo de llegar casi al 100% a las próximas elecciones, como otros partidos que tienen cuarenta años de historia o más. Hemos hecho un esfuerzo de implantación. Es verdad que el crecimiento político, el resultado de Cataluña, las encuestas, el trabajo en los parlamentos y en el Congreso está dando frutos y eso te permite también tener un plan específico para cada provincia. Ahora tenemos mucho más conocimiento, somos mucho mejores hoy que hace dos años y medio porque hemos aprendido, tenemos más experiencia, hay más gente y también estoy convencido de que seremos todavía más fuertes. La prueba es que las últimas encuestas en intención de voto, donde damos un salto cualitativo es en Castilla y León, Castilla La-Mancha, Andalucía e incluso por encima de las áreas metropolitanas.

-¿Su objetivo, entonces, es presentar candidaturas en el cien por cien del territorio?

-El objetivo no es presentar listas a cualquier precio, nosotros queremos presentar listas solventes que puedan tener un equipo competente. Desde luego que habrá más listas municipales que la última vez, que fueron casi mil. Nosotros no tenemos coaliciones ni submarcas ni sopa de letras, nosotros no somos Podemos ni tampoco PP o PSOE que en algunas zonas de España se alían con formaciones regionalistas o localistas. Pero también es nuestra fortaleza.

-Ciudadanos dice que no es Podemos. Sin embargo, ya ha acordado con Pablo Iglesias promover una reforma de la Ley Electoral. ¿Hay tiempo para modificarla antes de las elecciones de 2020?

-Sí, hay tiempo de sobra, lo que no hay es voluntad por parte del bipartidismo, pero tiempo sí. De hecho, la comisión está abierta desde el año pasado, la propuso Ciudadanos, y creo que después de casi cuatro décadas, España se merece un debate sobre su sistema electoral. Y pongo ejemplos que hemos vivido por el camino y que están siendo injustos.

-¿A qué se refiere?

-Inés Arrimadas no está reuniéndose en Cataluña con el PP, con el PSOE o incluso con Podemos porque la Ley Electoral, a pesar de que no hay mayoría separatista, nos quita los escaños a los que queremos ser españoles. Eso no puede volver a pasar. Hay que cambiar un sistema en el que no puedes primar en exceso, como está pasando hoy, a unas provincias que son más separatistas que otras. El ejemplo de Cataluña nos tiene que servir a todos como ejemplo de por qué debemos cambiar la Ley Electoral. Ahora, en vez de tener a un presidente del Parlament separatista, tendríamos a José María Espejo, probablemente y en vez de tener a un presidente a la fuga, tendríamos a Arrimadas con una coalición de Gobierno. Ese es el modelo que nosotros defendemos.

-¿Se cree los mensajes de Puigdemont, sobre todo cuando asegura que «esto ha terminado»?

-Para una vez que ha dicho la verdad Puigdemont, no vamos a dejar de creerle, ¿no? Yo creo que el nacionalismo catalán vive en una burbuja, en un 'Matrix', en un mundo paralelo en el que ha engañado a mucha gente durante mucho tiempo y lo que hace Puigdemont ahí es reconocer lo que todo el mundo sabe: que el rey está desnudo, en este caso, el prófugo está desnudo, que es Puigdemont. Se acabó el tiempo de Puigdemont. Un señor que huye de la justicia, que tiene delitos gravísimos a sus espaldas, que ha roto a la sociedad catalana, que no ha ganado las elecciones -porque las ha ganado Ciudadanos- lo que tiene que hacer es apartarse e intentar que su partido, Esquerra Republicana y la CUP, que no son de mi agrado ideológicamente pero que tienen mayoría parlamentaria, propongan una candidatura y salgamos de este vacío de gobierno que tenemos. Ahora bien, quien piense que van a salir de esta y de golpe y porrazo van a hablar de sanidad, de educación o de infraestructuras, están muy equivocados. Van a salir de esta, seguramente darán un paso atrás, pero para coger impulso y por tanto hay que estar muy atentos porque el nacionalismo es uno de los problemas más grandes de España y Europa. Pero lo que percibo es que el PP y el PSOE, como les ha ido tan mal en Cataluña, han decidido que pelillos a la mar, que ya ha pasado todo, en lugar de tener un proyecto alternativo al nacionalismo. Lo que planteo es que actuemos para que no nos vuelva a pasar.

-El miércoles le preguntará a Rajoy por el posible uso del FLA para financiar el 1 de octubre..

-Al Gobierno hay que pedirle tambien explicaciones. Está muy bien aplicar el artículo 155, y nosotros lo hemos apoyado, pero ese tipo de cosas minusvalora el problema que supone el nacionalismo.

-¿Si no encuentran candidato, estaría dispuesto Ciudadanos a intentarlo para que los tiempos empezasen a correr?

-Ojalá pudiéramos presentarnos y aspirar a tener una mayoría pero es que no podemos ni aspirar porque sabemos contar.

-¿Cómo ha recibido los halagos de Aznar y Rajoy?

-Los halagos hay que tomárselo como las críticas: ni eres el mejor ni eres el peor, simplemente con humildad. Hablo de vez en cuando con ellos, especialmente en asuntos de política internacional por la experiencia que tienen. No reniego de tener buena relación con los expresidentes porque no todo lo que han hecho es malo. Tienen experiencia y reputación internacional.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos