El Círculo de Economía avisa del «riesgo para la convivencia» de una declaración unilateral

Los empresarios catalanes afirman que provocaría una situación «extremadamente compleja» y dañaría la recuperación y el empleo

D. VALERA

madrid. La probabilidad de que el Gobierno de la Generalitat declare de forma unilateral la independencia de Cataluña en los próximos días ha desatado la alarma entre los empresarios catalanes, que temen que esta medida eleve todavía más la tensión y ponga en peligro «la convivencia». Así lo expresó ayer el Círculo de Economía, una institución de empresarios de gran prestigio en Cataluña, en un comunicado en el que mostró su «máxima preocupación» ante la posibilidad de una declaración de este tipo y en el que apeló al diálogo.

En concreto, señaló que esta declaración «sumiría al país en una situación extraordinariamente compleja y de consecuencias desconocidas pero, en cualquier caso, muy graves». En este sentido, consideran que perjudicaría «a todas las opciones políticas» y, lo que ven más alarmante, «sometería a la ciudadanía catalana, sea cual sea su sensibilidad política, a una tensión de difícil control».

El Círculo recordó que el «conflicto catalán» lleva recorrido un largo camino que «no ha incorporado la necesaria combinación de los principios democrático y de legalidad». En este sentido, resaltó que si ambos conceptos no avanzan acompasadamente «la democracia se agrieta».

Muestran su «máxima preocupación» por la situación actual y critican la violencia del 1-0

Asimismo, los empresarios calificaron la realidad que vive Cataluña de «extremadamente preocupante». En este sentido, criticaron duramente «la violencia» vivida en la jornada del 1 de Octubre, en referencia a las cargas policiales que dejaron casi un millar de heridos según la Generalitat, que coparon la portada de todos los medios internacionales y que provocaron una llamada a la calma por parte de la UE. Una situación que el lobby empresarial consideró «inexplicable y que no tiene justificación». «Ha deteriorado nuestro marco de convivencia, nuestra imagen colectiva en el mundo y refleja, de manera extremadamente preocupante, la incomprensible e irracional dinámica por la que, desde hace años, se desarrolla el denominado conflicto catalán».

De hecho, en el comunicado no dudan en señalar que el camino actual supone una «amenaza de deterioro de la convivencia». Pero además, el Círculo de Economía advirtió que este escenario va acompañado de un «daño notable al gobierno de las cosas y al mantenimiento de la recuperación económica y del empleo».

Retornar a la política

Sin embargo, los empresarios catalanes no se resignan a una situación de choque de trenes y vuelven a hacer un llamamiento a las partes para retomar el diálogo. Algo que, admiten, parece complicado tras el referéndum ilegal del pasado domingo: «En el transcurso de las próximas semanas se deberán explorar aquellas vías que permitan que la política, por imposible que pueda parecer, retorne a la vía del diálogo y la transacción».

En ese marco de apuesta por la política el Círculo de Economía se dirige directamente al Gobierno de Mariano Rajoy y también al Parlamento español. A ambas instituciones les reclama «una actitud activa, cuando no de liderazgo» para resolver el problema. Asimismo, el Círculo se ofreció para contribuir a esa nueva etapa «aportando sus consideraciones y propuestas». Por ese motivo, el lobby empresarial apeló desde su pluralismo y posición de moderación «al máximo esfuerzo de ciudadanos e instituciones para recuperar el camino de la concordia y el encuentro».

Fotos

Vídeos