Cifuentes se resiste a dimitir tras pasar la investigación de su máster a la FiscalíaAbren diligencias por la denuncia de los estudiantes

Cifuentes,ayer en la Asamblea, después de que la universidad trasladara su caso a la Fiscalía. :: zipi / efe/
Cifuentes,ayer en la Asamblea, después de que la universidad trasladara su caso a la Fiscalía. :: zipi / efe

El PP deja que «la justicia decida» y asume que la polémica ha lastrado la convención convocada para impulsar el partido

NURIA VEGA

madrid. La misma Universidad Rey Juan Carlos que se apresuró a negar irregularidades tras estallar la polémica, puso ayer el caso de Cristina Cifuentes en manos de la Fiscalía. Es el resultado de una investigación interna que el rector, Javier Ramos, activó horas después de comparecer el pasado 21 de marzo ante las dudas sobre si la presidenta de la Comunidad de Madrid obtuvo o no el título del máster en Derecho Público del Estado Autonómico de manera fraudulenta. En un comunicado, el centro de enseñanza superior revela la «aparición de informaciones que pudieran ser constitutivas de delito» y traslada a la justicia la responsabilidad de esclarecer lo ocurrido.

El hecho que pudo precipitar ayer la decisión fue la declaración de la profesora que figura en los papeles como presidenta del tribunal que supuestamente evaluó el trabajo de fin de máster de Cifuentes. Fuentes universitarias trasladaron a 'El Confidencial' que Alicia López de los Mozos negó que la firma del acta fuese la suya. Según el portal digital, que cuestiona incluso que el examen llegara a producirse, podría no ser la única rúbrica falseada.

De ser así, esta información comprometería la versión aportada por Cifuentes; un relato en el que este jueves se volvió a reafirmar. La presidenta sostiene que el 2 de julio de 2012 defendió su proyecto de fin de curso durante diez o quince minutos y que si la calificación de 7,5 no apareció en su expediente hasta dos años después, se debió a un «error de transcripción», como la propia universidad garantizó inicialmente.

Para demostrarlo, la noche del 21 de marzo Cristina Cifuentes distribuyó el acta ahora en cuestión. La presidenta, sin embargo, se sacudió ayer cualquier posible responsabilidad y señaló directamente al rectorado, desde donde se le remitió el documento. «No corresponde a ningún alumno determinar qué personas conforman los tribunales», enfatizó en declaraciones a los medios 24 horas antes de que Javier Ramos comparezca ante los medios hoy a las 13:30 horas.

«Para mí es una buena noticia que esto se haya puesto en conocimiento de la Fiscalía, porque he sido yo la primera que lo ha puesto en conocimiento de los tribunales», reivindicó incluso la dirigente madrileña. Pero la suya no es una actuación para denunciar posibles irregularidades en la universidad, sino que se trata de una querella contra el director de 'eldiario.es' y la redactora que pusieron en cuestión que llegara a examinarse de dos materias.

«Seriamente dañada»

El traslado del caso a la Fiscalía fue tildado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, de «normal y ordinario». Pero el movimiento deja al PP a la espera de la evolución de los acontecimientos en los tribunales, con el Gobierno de Madrid dependiendo del apoyo o no de Ciudadanos, y en un estado de nuevo delicado. Fuentes de la dirección se limitaron a responder «que la justicia decida». Porque, por ahora, Cifuentes se resiste a dimitir. «No, en absoluto, todo lo contrario», reiteró la presidenta.

Algunos cargos del partido, que ven «seriamente dañada» a la líder territorial, detectaron cierto agotamiento en su expresión y varias voces lamentaron que esta situación «insostenible» vaya a lastrar la convención nacional con la que el PP pretendía tomar impulso este viernes, sábado y domingo. «Va a centrar todas las miradas, hay poco que hacer», señalaron. No es la primera vez que un escándalo enturbia una cita de la formación. «Siempre hay algún inconveniente», coincidió el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

El caso del máster de Cristina Cifuentes está desde ayer judicializado, después de que la Fiscalía de Móstoles abriera diligencias para investigar la denuncia de varias asociaciones de estudiantes. Según éstas, se debe citar en calidad de investigada a la presidenta madrileña para aclarar si se cometió algún delito a la hora de poner sus calificaciones. Lo previsto es que el escrito que remitirá mañana la universidad a la Fiscalía se acumule con estas actuaciones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos