Catalunya en Comú-Podem propone una 'ley de claridad' para Cataluña

Los comunes quieren impulsar una ley en el Congreso que defina el marco para celebrar un referéndum pactado

C. REINO

barcelona. El programa electoral de Catalunya en Comú en materia territorial para las elecciones del 21-D girará en torno a dos ejes: una 'ley de claridad', como la existente en Canadá, para hacer posible el referéndum pactado con el Gobierno central, y un gran acuerdo en Cataluña equiparable al exigido para la aprobación de un nuevo estatuto de atonomía.

Para la celebración de un referéndum acordado entre Cataluña, como defiende el partido de Ada Colau, los comunes proponen la vía canadiense de una ley de claridad, que establezca el marco legal para la celebración de un referéndum que sea reconocido por todas las partes, no como el del 1 de octubre.

Las fuerzas catalanas deberían suscribir previamente un «pacto de claridad», según el programa de la alianza de los comunes, Podemos e Iniciativa, que concrete qué aspectos debería incluir esa consulta para ser considerada «legítima», desde la pregunta, a las mayorías necesarias o las respuestas, que podrían no solo ser independencia sí o no. Así, Catalunya en Comú, que apuesta por una España confederal, se compromete a impulsar una 'ley de claridad' en el Congreso, donde está integrada en el grupo de Podemos, que permita la convocatoria de un referéndum y defina el marco para la celebración de esta consulta. La 'ley de claridad' de Canadá estableció las condiciones en las cuales el Gobierno central podría entrar a negociar la secesión de Quebec tras un referéndum

Los comunes plantean además un acuerdo político y social entre las fuerzas catalanas que abra un marco constituyente de reconocimiento de los derechos sociales y civiles. Este pacto incluiría una «Hacienda propia y solidaria para solucionar el problema de la financiación», un reconocimiento vinculante de los derechos sociales, ambientales y económicos, blindar el modelo lingüístico y educativo y hacer una «apuesta clara por una nueva arquitectura institucional desde el municipalismo». Este acuerdo, como el Estatuto, debería ser aprobado por una amplia mayoría de la ciudadanía de Cataluña.

Con Xavier Domènech al frente, Catalunya en Comú no lográ despegar en las encuestas publicadas en los medios de comunicación. El partido se centrará, sobre todo, en el área metropolitana de Barcelona, donde tiene una mayor presencia y donde cimentó su doble victoria en las generales de 2015 y 2016 en Cataluña. Está previsto que Pablo Iglesias participe en dos grandes actos durante la campaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos