Cataluña, la mayor colonia de yihadistas de España

Detención de un supuesto yihadista en un operativo policial desarrollado este año en Cataluña. :: afp
Detención de un supuesto yihadista en un operativo policial desarrollado este año en Cataluña. :: afp

Esta comunidad aglutina el 40% de todos los arrestos y condenas registrados en el país desde 2013 por este tipo de terrorismo

DAVID S. OLABARRI

La primera detención que se produjo en España desde que se tiene constancia del terrorismo yihadista como un fenómeno global se efectuó, precisamente, en Cataluña. Fue en 1995. En Barcelona, en concreto, donde se arrestó a un militante del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino, al que entonces se relacionaba con Al-Qaida, según se detalla en un estudio del Real Instituto Elcano. Desde entonces, hace ya más de 20 años, los expertos policiales siempre han señalado a Cataluña como la comunidad autónoma en la que existía un mayor riesgo de radicalización entre la comunidad islámica y, por extensión, el lugar con un mayor riesgo de que se produjese un atentado terrorista.

Este análisis se ha agudizado en los últimos años y se sustenta, fundamentalmente, en las frías estadísticas. Desde 2013, prácticamente el 40% de los detenidos en España por terrorismo yihadista residía en Cataluña. Un porcentaje que también se extiende a los condenados por los tribunales. Se trata de una suma considerable si se tiene en cuenta que España fue, sólo en 2016, el segundo país europeo en el que más personas se arrestó por su relación con el yihadismo. Según un informe de Europol, la Oficina Europea de Policía, el pasado año se detuvo en España a 187 personas por este motivo; bastante más de las que se detuvieron en el Reino Unido (134) y sólo superado por Francia (424), país que ha sufrido cruentos atentados en los últimos años.

8.000 conversos

LAS CLAVES España fue el segundo país de Europa en el que más arrestos se produjeron tras Francia, según Europol Las fuerzas de seguridad sitúan en Cataluña 80 de las 200 mezquitas radicales del país

Desde la eclosión del Estado Islámico, España y Cataluña habían conseguido hasta ahora esquivar los zarpazos yihadistas. Sin embargo, «era cuestión de tiempo» que acabase sucediendo. Según el experto policial Fernando González, las probabilidades de que se produjese en Cataluña se deben, en gran medida, a una simple cuestión estadística. Las fuerzas de seguridad tienen identificadas en España a unas 200 mezquitas en las que se defiende un «discurso radical» islamista sobre los más de 1.400 centros de oración censados. De este grupo -explica- unas 80 están localizadas en Cataluña. A esto hay que añadir que esta comunidad es la que tiene un mayor número de ciudadanos musulmanes. Mas de medio millón, según un Estudio Demográfico de la Población Musulmana elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE). Y donde más conversiones al islam (unas 8.000) se han producido en los últimos dos años. Datos a los que -añade el experto- hay que añadir el 'atractivo' que un atentado en pleno corazón turístico de Barcelona tiene para los terroristas por la repercusión internacional que generaría.

Otro analista incide también en la dificultad de hacer frente a este tipo de ataques. «No era día de fiesta. No había ningún festival ni nada especial programado. Ante la gran cantidad de objetivos potenciales, lo único realmente eficaz es el trabajo preventivo. Es decir, evitar la radicalización», incide la misma fuente.

Más

Fotos

Vídeos