La CUP carga contra la UE y habla ahora de una república «sin fronteras»

R. C.

La número seis de las listas de la CUP al Parlament, Bel Olid acusó ayer a la Unión Europea de incumplir de manera sistemática la declaración de los derechos humanos. No se refería a la posición que mantiene la Comisión respecto a las demandas secesionistas sino a la gestión de la crisis de los refugiados. Pero, de paso, aseguró que lo que su grupo defiende es una república «sin fronteras».

En una comparecencia ante la sede del ejecutivo comunitario en Barcelona, Bel hizo hincapié en que la capital catalana celebró la mayor manifestación de Europa para reclamar el derecho a acoger refugiados. «No se ha traducido en acciones de ninguno de nuestros gobiernos. España no ha cumplido la cuota y no está pasando nada», denunció. «Queremos ser solidarios con nuestros hermanos y nuestros vecinos, darles un lugar digno donde vivir», dijo. «Para nosotros no se trata solamente de construir una república para cambiar de bandera, sino para construir -insistió- un marco en el que no haya fronteras y podamos acoger como pueblo a la gente que lo necesita».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos