Un año de cárcel y 9.000 euros a los dos tuiteros que vejaron a Pilar Manjón

M. B.

La Audiencia Nacional condenó ayer a dos tuiteros, Luis Fernando de Reyna y Tomás Santos, a un año y un año y medio de cárcel, respectivamente, por un delito de enaltecimiento del terrorismo en su modalidad de humillación a las víctimas. La razón fue difundir a través de las redes sociales, en este caso de Twitter, mensajes vejatorios contra Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo.

Los magistrados de la Sección Segunda de la Sala Penal castigaron, además, a De Reyna a pagar 3.000 euros de multa y 6.000 euros en el caso de Santos por los daños morales causados, atendiendo el dolor ocasionado a la víctima y a la afectación de su vida personal.

El tribunal considera que los mensajes publicados «encierran una evidente carga de desprecio, vejación o humillación a la persona de Manjón, víctima del terrorismo por ser madre de una de las personas que fueron asesinadas en los atentados del 11 marzo de 2004 en Madrid y que ha tenido una cierta relevancia pública». Los condenados le acusaron de ser «mala madre», «hacer negocio» con su hijo o llamarle «puta» y «prototerrorista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos