Calcinadas 35 ambulancias en un acto de sabotaje en Bilbao

Un bombero apaga, ayer, el incendio provocado en el polígono de Arrigorriaga en el que resultaron destrozadas 35 ambulancias. :: LUIS CALABOR/
Un bombero apaga, ayer, el incendio provocado en el polígono de Arrigorriaga en el que resultaron destrozadas 35 ambulancias. :: LUIS CALABOR

J. GARCÍA / M. J. TOMÉ BILBAO.

Treinta y cinco ambulancias de la compañía Ambuibérica resultaron calcinadas en un incendio desatado la madrugada de ayer en un pabellón de Arrigorriaga (Vizcaya). La Ertzaintza investiga un posible un sabotaje, ya que el suceso se produjo en la horas previas a que esta empresa se haga con el contrato de prestación de servicios a Osakidetza -servicio vasco de salud-, que Ambulancias Bizkaia llevaba a cabo desde hace dos décadas y solo dos días después de que casi un centenar de vehículos de esta última compañía amanecieran con las ruedas pinchadas en el barrio bilbaíno de Zorroza.

Fuentes de Ambulancias Bizkaia se desvincularon de estos hechos. «No hemos tenido nada que ver», aseguraron. Según informó el Departamento de Seguridad, el fuego se desató poco antes de las cinco de la madrugada en un pabellón del polígono Atxukarro, donde permanecían estacionadas 180 ambulancias que deberían llevar a cabo 2.000 traslados al día.

El director de Ambuiberica, Carlos Magdaleno, aseguró que el servicio comenzará el lunes con normalidad. «Estamos trabajando a contrarreloj, trayendo nuevos vehículos para que el ciudadano no se vea afectado», dijo Magdaleno, quien consideró que el sabotaje «no ha sido casual» aunque afirmó no creer que hayan sido los trabajadores, porque «ni siquiera hemos empezado» a negociar las condiciones laborales.

Los empleados temen que la llegada de la nueva adjudicataria eche por tierra las largas negociaciones que se han venido desarrollando en los últimos dos años, en el marco de una mesa de diálogo en la que la empresa saliente (Ambulancias Bizkaia) tenía un peso mayoritario. Con la salida de esta compañía «volvemos a empezar de cero», lamentaba esta semana el sindicato USO.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos