Bescansa hace pública su discrepancia con la estrategia de Iglesias sobre Cataluña

La diputada de Unidos Podemos sale del hemiciclo al término de la sesión de control. :: c. moya / efe/
La diputada de Unidos Podemos sale del hemiciclo al término de la sesión de control. :: c. moya / efe

«Nos hemos olvidado de contar en esta crisis que Podemos es un partido con un proyecto político para España», dice la exnúmero tres de Podemos

PAULA DE LAS HERAS MADRID.

Lo dijo en una de las últimas reuniones de su grupo parlamentario y días después la dirección de Podemos le comunicó que ya no formaría parte de la Comisión Constitucional que, en principio, debatirá en los próximos meses sobre una reforma del Estado de las Autonomías. Carolina Bescansa podía haber agachado la cabeza, pero en cambio prefirió decir, esta vez en público, lo que piensa: que la estrategia de su partido en la crisis de Cataluña le parece errónea.

«Todo el mundo sabe que a mí me gustaría un Podemos que hablara más a España y los españoles y no solamente a los independentistas», dijo ayer cuando se le preguntó al respecto en los pasillos de la Cámara baja. La que fuera secretaria de Análisis Político y Social de la formación hasta principios de este año, socióloga de profesión, lleva un tiempo alertando de que a los ciudadanos del conjunto de España les cuesta entender la posición defendida por Pablo Iglesias frente al desafío secesionista. Y sostiene que no es la única convencida de ello, aunque ayer, desde luego, pareció lo contrario.

«Podemos es un partido de naturaleza estatal, español. Por supuesto también es un partido con un proyecto político para Cataluña, con un proyecto político para Andalucía, pero es un partido con un proyecto político español y eso nos hemos olvidado de contarlo en esta crisis», dijo a modo de aldabonazo. «Nos hemos olvidado de contar -insistió- que en Podemos no respaldamos la independencia de Cataluña ya sea por vía unilateral o vía bilateral».

Iglesias replica, arropado por la líder de su partido en Andalucía, que su discurso «seduce» y no «agrede»

Las últimas encuestas publicadas por distintos medios corroboran su advertencia. El partido de Pablo Iglesias acusa un severo desgaste. Y la experta en análisis electorales tiene una tesis al respecto: «Nos está faltando esa explicación -dijo- de cuál es nuestro proyecto político para España». Sin embargo, su decisión de dar un paso al frente fue mal entendida por la dirección del partido. La portavoz parlamentaria, Irene Montero, le echó en cara que hiciera pública su posición. «Estas cosas las tenemos que hablar en reuniones, no en los medios -dijo-; pero allá cada cual cómo respeta lo que los inscritos nos piden».

Comisión clave

Montero será quien sustituya a Bescansa, también especialista en Derecho Constitucional, en la comisión de la que hasta hace apenas una semana formaba parte. Oficialmente, esa decisión se justifica por su condición de portavoz parlamentaria. Se supone que la Comisión Constitucional será muy relevante en esta legislatura y el núcleo duro del partido cree necesario que quien hable en su nombre en el Congreso conozca de primera mano (no será más que vocal) los debates que allí se produzcan. Es cierto que tanto los portavoces en el Congreso del PP, Rafael Hernando, como de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, tienen asiento reservado por sus partidos. No así la del PSOE, Margarita Robles. Al menos, por el momento.

Iglesias, que al fin y al cabo debería ser quien más interpelado se sintiera por el mensaje de Bescansa, evitó censurar la actuación de su excolaboradora pero se defendió de los argumentos de fondo. «Somos capaces de plantear un proyecto de España que no agrede, que seduce y que reconoce que la diversidad y la pluralidad forma parte de la esencia de lo que significa ser español», reivindicó poco antes de reunirse con su grupo parlamentario. «Sólo la España plurinacional puede garantizar que ese proyecto colectivo que se llama España -reiteró- siga existiendo».

Otros dirigentes del partido también utilizaron sus cuentas de Twitter para tratar de acallar la voz discrepante. «Nuestra posición sobre Cataluña es la más difícil por ser la más valiente pero también la más responsable» arropó la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. «Por patriotismo, porque quiero lo mejor para España, orgulloso de participar en un proyecto valiente, coherente y fraternal», apuntaló también el exjefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez.

Más

Fotos

Vídeos