Las bases de Podemos relegan a Tania Sánchez en la lista por Madrid

La exdirigente de IU irá finalmente de número tres en la candidatura y no en el segundo lugar, como deseaba Errejón

ANDER AZPIROZ MADRID.

Tania Sánchez no será la número dos en la candidatura de Podemos a la Comunidad de Madrid. Así lo decidieron las bases en un proceso de votación que se prolongó hasta ayer y en el que participaron más de 20.000 personas. La exdirigente de Izquierda Unida se vio superada en número de apoyos por Clara Serra, persona también de la máxima confianza de Íñigo Errejón. Será Serra a partir de ahora la número dos y Sánchez caerá al puesto número tres, por delante del 'pablista' Ramón Espinar. El lugar en el que la militancia iba a colocar a Sánchez era una de las pocas dudas en estas primarias. Y es que la exdirigente de IU mantiene una tensa relación con el sector 'oficialista', tal y como se ha encargado de recordar Juan Carlos Monedero con contundentes críticas. En cualquier caso, solo Serra ha logrado recabar más apoyos que Sánchez. A ello se suma que Errejón ya ha dicho que la propondrá como vicepresidenta si logra formar gobierno tras las elecciones del año que viene.

En cuanto a la elección del candidato, no hubo lugar para la más mínimo sorpresa. Errejón se impuso con un 98% sobre su único rival en el proceso, el independiente Emilio García Palacios. El exsecretario político celebrará hoy el día de la festividad de san Isidro como candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, un paso que quiere dar de la mano de Manuela Carmena en la Alcaldía.

Con fuerzas

El ex número dos del partido será candidato autonómico con el apoyo del 98% de la militancia

La regidora aún no ha desojado la margarita sobre su futuro. Eso sí, se siente «bien y con fuerzas» para seguir al frente del Ayuntamiento de Madrid, según manifestó ayer en TVE. La alcaldesa, que en mayo de 2019 contará con 75 años, se resiste a confirmar su disposición a repetir como número uno de Ahora Madrid, la coalición que lidera Podemos, u otra confluencia de izquierda similar, si bien ayer zanjó que energías no le faltan para seguir al frente.

A lo largo de los tres años que ha dirigido la capital, Carmena ha debido de hacer frente a más problemas internos que externos. Y eso que heredó de la popular Ana Botella una capital al borde de la bancarrota. Solo gracias a su ascendencia entre el electorado de izquierda ha logrado frenar las iniciativas 'motu proprio' lanzadas por los ediles más radicales de su grupo municipal, que gobierna gracias al PSOE y con un único concejal de ventaja sobre la suma de PP y Ciudadanos.

Desde Podemos, principal soporte de la alcaldesa, se presiona desde hace meses para que anuncie cuanto antes que se postulará a la reelección. Para los morados es una decisión clave. Primero, porque su principal objetivo de cara a las municipales del año que viene es mantener los bautizados como 'ayuntamientos del cambio', con Madrid y Barcelona a la cabeza. Esto enlaza con el tirón electoral de Carmena, que arrastraría un buen número de votos hacia la candidatura autonómica de Íñigo Errejón.

Los podemitas han hecho sus cuentas y son conscientes de que el ex número dos del partido, de 34 años, tendrá dificultades para recabar votos entre el electorado de la capital, que se significa por su avanzada edad y su perfil conservador. Ahí es donde Carmena podría resultar crucial para mantener las aspiraciones de los de Pablo Iglesias de superar al PSOE y, si la aritmética lo permite, gobernar su primera autonomía con el apoyo socialista.

En las filas moradas se considera una buena señal que la alcaldesa aún no se haya pronunciado. Más aún que desde su entorno se haya deslizado en las últimas semanas que, aunque ella es la que tiene la última palabra, cuatro años resultarían insuficientes para completar el proyecto que la juez abanderó hace tres años. Una de las opciones que plantea Podemos es que la alcaldesa lidere un nuevo triunfo municipal y se retire después a mitad de mandato, cuando contará con 77 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos