Los atentados golpean los símbolos del turismo

Los turistas son un objetivo para los yihadistas. :: agencias/
Los turistas son un objetivo para los yihadistas. :: agencias

París vio caer las reservas hoteleras el año pasado el 6% y Londres estima una reducción de hasta 250.000 visitantes

D. VALERA MADRID.

Uno de los efectos secundarios de los atentados terroristas que han sacudido a las principales ciudades europeas en los últimos tres años ha sido el descenso del turismo. Capitales visitadas por millones de personas como París, Londres o Bruselas han visto cómo se reducía el número de llegadas de visitantes tras sufrir los ataques y, por tanto, han perjudicado un sector económico con un peso cada vez mayor en el mundo. De hecho, los yihadistas nunca han ocultado que los turistas son objetivos de sus acciones, como se ha demostrado en diversos ataques contra símbolos turísticos como los Campos Elíseos, el Puente de Londres o ayer La Rambla. Algo que se ha repetido también en destinos con gran afluencia de viajeros occidentales en países como Turquía, Egipto o Túnez.

Precisamente España se había convertido en un destino refugio para millones de personas que consideraban inseguros los destinos golpeados por el terrorismo tanto en el norte de África como en países vecinos como Francia. En concreto, la patronal turística Exceltur, España ha recibido unos 15 millones de turistas 'prestados' desde el comienzo de las 'primaveras árabes' en el 2011.

La patronal considera que esta realidad internacional considera que es una de las causas del auge que vive el sector en el país al pasar de los 56 millones de visitantes registrados ese año a superar los 75 millones el año pasado con previsión de asobrepasar los 80 millones este ejercicio. Sin embargo, el atentado de Barcelona puede tener un impacto en el sector, como ha ocurrido en otros precedentes.

El sector turístico representa en España el 11% del PIB y genera dos millones de empleos. Los visitantes dejaron en el país 77.000 millones el año pasado.

La ciudad condal es uno de los principales referentes turísticos del país con cerca de 9 millones de viajeros. El peso del sector en Barcelona es una de las razones por las que Cataluña es la comunidad autónoma con más visitantes de toda España. La mayor parte procedentes de Francia -algo lógico por la cercanía geográfico- seguido del Reino Unido.

Menos pernoctaciones

De momento, los datos muestran que los ataques han tenido una repercusión también económica. Francia es la primera potencia turística mundial con un sector que representa un 8% del PIB. Pero esa fortaleza no impidió que una ciudad tan emblemática como París se resintiera de los atentados sufridos a finales del 2015 (130 muertos) y también en el 2016, con una pérdida de 1,3 millones de visitantes, según las estimaciones del observatorio de la Oficina de Turismo y Congresos de la capital gala. Las reservas hoteleras, por ejemplo, cayeron un 6% el año pasado, lo que implica el peor dato desde el 2009.

En el caso del Reino Unido, donde se han producido varios atentados recientemente en Londres y en Manchester, el impacto podría suponer 250.000 visitantes menos, según las estimaciones de la firma de investigación Euromonitor.

Por su parte, la Federación de Empresas de Bélgica publicó un estudio en el que estimó que los ataques terroristas que sufrió Bruselas en el 2016 y que causó 32 fallecido también tuvo un impacto secundario en la economía. En concreto, provocó unas pérdidas de 2.400 millones de euros en un año al país, lo que supone un 0,57% de su PIB. Asimismo, impidieron que se generasen 9.500 puestos de trabajo menos. El sector relacionado con el turismo, como la hostelería o la restauración fueron de los más afectados. Las pernoctaciones cayeron un 20% lo que provocó unas pérdidas de valor añadido de 800 millones.

La primera muestra para calibrar el impacto económico del atentado se observará hoy con el comportamiento de las Bolsas, especialmente el índice español del Ibex.

Fotos

Vídeos