El presunto asesino de la niña de Alzira vuelve al lugar del crimen

El hombre que mató a su hija, bajo detención. / Jesús Signes

Medio centenar de vecinos han recibido al detenido con gritos de «asesino»

MANUEL GARCÍA y AGENCIASAlzira

El hombre que presuntamente degolló en la tarde de ayer a su hija de dos años en una vivienda de Alzira ha realizado esta mañana, acompañado por efectivos policiales, una reconstrucción de los hechos en el número 12 de la calle Pare Castells. El hombre ha sido trasladado desde la Comisaría de la Policía Nacional al lugar donde cometió el crimen y ha permanecido en la casa desde las 12.30 hasta las 13.45. Fuentes policiales señalaron que lo más probable es que mañana sea cuando pase a disposición judicial.

Un grupo de agentes de la Policía científica se ha desplazado alrededor de las 11.30 horas de hoy hasta el número 12 de la calle del Pare Castell de esta localidad valenciana y el asesino confeso ha llegado al domicilio pasadas las 12.20, esposado y custodiado por varios agentes, poco después de la llegada del personal del juzgado.

La zona estaba vigilada por policías nacionales, que han mantenido fuera de un cordón policial a medio centenar de vecinos, que han recibido al detenido con gritos de "asesino".

Fuentes cercanas a la madre de la niña asesinada y expareja del detenido han explicado a EFE que la pareja atravesaba problemas, que ella tenía intención de divorciarse y que estaba iniciando los trámites de separación, pero que al carecer de suficientes medios económicos seguía conviviendo con él.

Estas mismas fuentes han detallado que la mujer comunicó a sus compañeras de trabajo (en un almacén de caqui) la decisión de separarse el pasado mes de septiembre, y creen que tras este crimen puede subyacer algún sentimiento de celos por parte del supuesto homicida, que se solía dedicar a la recogida de fruta.

Casi a la misma hora en que comenzaba este registro, ha tenido lugar en la plaza del Carbó, frente al Ayuntamiento de Alzira, una concentración de repulsa contra este hecho. El alcalde de la ciudad, Diego Gómez, mostró el rechazo de la ciudad ante este execrable crimen. A la concentración ha acudido la tía de la niña fallecida, y una compañera de trabajo de la mujer, quienes han corroborado la mala relación existente y que había un proceso abierto de separación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos